Definición de hinchazón

La consecuencia de hincharse recibe el nombre de hinchazón. El verbo hinchar, por su parte, alude a incrementar el volumen de algo a partir de la incorporación de un fluido, aire u otro elemento.

Hinchazón

Por ejemplo: “La lactosa me provoca la hinchazón del estómago”, “No tuve grandes molestias en el embarazo, aunque padecí la hinchazón de los pies”, “El golpe me provocó una hinchazón en la pierna que se extendió varios días”.

Una hinchazón puede producirse por múltiples causas. El organismo, ante una enfermedad, una infección o una herida, reacciona hinchándose en algún sector. La hinchazón blanda generada por la serosidad que se infiltra en el tejido celular, en este marco, se conoce como edema.

Las hinchazones, por lo tanto, pueden ser localizadas (cuando afectan a un órgano o a una parte específica del cuerpo) o generalizadas. Por lo general se trata un signo clínico que el médico debe interpretar para realizar un diagnóstico.

La mala circulación de la sangre y la retención de líquidos son motivos recurrentes de hinchazón. Por eso la insuficiencia renal, la nefritis, la trombosis y la obstrucción linfática son algunos de los trastornos que causan hinchazón.

Durante el embarazo, es habitual que la mujer experimente la hinchazón de los tobillos y de los pies. Esto se debe a que el útero, al agrandarse, presiona las venas, haciendo que el retorno sanguíneo a las piernas sea más lento y que la sangre quede retenida en los tejidos.

La hinchazón abdominal, por último, también es frecuente, tanto en hombres como mujeres. Suele deberse a la acumulación de gases o líquidos en el abdomen tras una ingesta excesiva de comida y se revierte cuando se completa la digestión.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hinchazón (https://definicion.de/hinchazon/)

Buscar otra definición