Definición de hipermetropía

Lo primero que vamos a hacer en pro de conocer el significado del término hipermetropía es descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos subrayar que se trata de una palabra que deriva del griego. Exactamente es fruto de la suma de varios componentes léxicos de dicha lengua:
-El prefijo “hiper-”, que puede traducirse como “por encima” o “sobre”.
-El sustantivo “metron”, que es sinónimo de “medida”.
-El componente “opsis”, que se usa para indicar “acción del ojo”.
-El sufijo “-ia”, que se emplea para indicar “cualidad”.

Hipermetropía

La hipermetropía es un trastorno de la visión que lleva a la persona a percibir los elementos cercanos de manera confusa, ya que su imagen se forma detrás de la retina. Por lo tanto, quien padece hipermetropía ve mal de cerca.

Cuando alguien con hipermetropía trata de distinguir algo que está próximo a sus ojos, lo percibe borroso. Esto se debe a un problema del enfoque: la imagen que tendría que enfocarse sobre la retina, se enfoca detrás de esta membrana.

Las causas de este defecto son variadas. Puede deberse a una potencia óptica de la córnea o del cristalino que resulta inferior a la normal o a que el ojo del sujeto es más corto de lo habitual.

La hipermetropía afecta a gran parte de los niños cuando nacen por la falta de desarrollo del sistema visual. En este caso se habla de hipermetropía fisiológica. A medida que el niño crece, el defecto se va corrigiendo. Sin embargo, cuando la falencia se mantiene en el tiempo, la hipermetropía puede provocar además otras alteraciones.

La dificultad para el enfoque de los objetos cercanos es un síntoma de hipermetropía. De todos modos, los jóvenes pueden compensar naturalmente la hipermetropía a partir de la acomodación: el cristalino crece gracias a la contracción de los músculos que lo rodean y así aumenta su potencia. Ese esfuerzo de acomodación termina causando cansancio visual, picazón en los ojos y hasta cefalea.

El tratamiento de la hipermetropía incluye el uso de anteojos (gafas) o lentes de contacto. También se puede recurrir a distintas técnicas quirúrgicas, como la cirugía láser.

Otros datos de interés sobre la hipermetropía son los siguientes:
-En personas de más de cuarenta años es habitual que la hipermetropía se puede confundir con lo que se da en llamar vista cansada.
-Puede aparecer de dos maneras: sola o bien acompañada de astigmatismo.
-Además de ver borrosos los objetos cercanos, quienes sufren de hipermetropía puede manifestar otros síntomas tales como dolor de cabeza, fatiga ocular, dolor de ojos…
-En la actualidad se considera que en España un 30 % de personas sufren hipermetropía.
-Otro dato muy interesante sobre este problema en la vista que nos ocupa es que tiene un importante factor hereditario. De ahí que es muy frecuente en personas cuyos progenitores también sufren hipermetropía.
-Hay personas que optan por el láser a la hora de solucionar su problema de hipermetropía. No obstante, es importante saber que esa intervención se puede llevar a cabo en personas que cuenten con un máximo de 5 dioptrías.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de hipermetropía (https://definicion.de/hipermetropia/)

Buscar otra definición