Definición de

Idiófono

Un idiófono es un instrumento musical cuyo sonido se genera a través de la vibración de su material primario. Esto quiere decir que los idiófonos suenan cuando vibra su cuerpo, sin la necesidad de que vibren membranas o cuerdas.

Navega por el índice de temas del artículo.

Cuerpo elástico

Para que un idiófono emita sonido, su cuerpo tiene que disponer de la elasticidad necesaria para que la vibración se mantenga. Esto obliga a que su estructura, ya sea de piedra, metal o madera, tenga ciertas características físicas.

Hombre tocando el triángulo

El triángulo es un instrumento idiófono percutido con baqueta.

Por lo general, los instrumentos de percusión que carecen de membranas son idiófonos. De acuerdo a cómo se los hace vibrar, se puede diferenciar entre instrumentos frotados, punteados, percutidos, etc.

Ejemplos de idiófonos

El triángulo es un ejemplo de idiófono. En este caso, se trata de un objeto metálico de forma triangular con un vértice abierto. El músico debe sostener el triángulo por un cordel que se ata en el vértice superior y golpear el idiófono con una baqueta, generando la vibración y, por lo tanto, el sonido.

Una campana también es un idiófono. Con forma de copa invertida, este objeto hueco vibra cuando es golpeado.

Un instrumento popular en ritmos caribeños y africanos que forma parte del conjunto de los idiófonos es la maraca. Este instrumento consiste de una esfera hueca atravesada por un mango que permite sostenerla. Adentro de la esfera hay semillas o pequeñas piedras. Así, el ejecutante tiene que tomar la maraca por el mango y sacudirla para que las semillas o las piedras golpeen contra la pared de la esfera, produciendo el sonido.

Tipos

Como mencionamos más arriba, los instrumentos idiófonos se pueden clasificar en varios tipos. Comencemos por los de choque, que también se conocen como los que se percuten entre sí. Se trata de aquellos que generan la vibración, y por lo tanto el sonido, cuando hacemos que dos de sus partes choquen entre sí. Si bien éstas suelen ser iguales, éste no es un requisito. Tres de los ejemplos más conocidos son los platillos, las claves y las castañuelas.

Por otro lado tenemos los percutidos con mazo o baqueta. Aquí entra el triángulo, del que hablamos en un párrafo anterior, ya que para producir el sonido debemos golpearlo con otro elemento, que no forma parte del cuerpo principal del instrumento. La campana, sin embargo, se encuentra ligada a la parte con la que se percute, pero son fácilmente divisibles. También entra en esta categoría el xilófono. Unos menos conocidos son los punteados, que tienen una o más láminas que debemos hacer vibrar para que suenen. Para ello, la presionamos con el dedo y la soltamos rápidamente. El piano de pulgar y el arpa de boca son dos ejemplos.

Castañuelas

Para emitir el sonido, las dos partes iguales de las castañuelas se deben chocar entre sí.

Hay instrumentos idiófonos que no requieren de otro elemento artificial para producir vibraciones, sino de la mano del músico. También es posible usar los dedos, y la diferencia principal en el sonido con respecto a los tipos anteriores es que resulta más suave. En este grupo podemos nombrar el tambor de lengua, el handpan y el cajón flamenco. Los sacudidos, por otro lado, son aquellos que requieren de un movimiento de agitación para generar el sonido. Las maracas, el ganzá y el cascabel son los más conocidos.

Llegamos a la última categoría de esta lista de instrumentos idiófonos, que se trata de los raspados o raspados. Para hacerlos sonar, se utiliza un mazo, un palo o un elemento similar para frotar el cuerpo del instrumento. Tres de los más populares son el cuenco tibetano, la güira y la botella de anís. Cabe agregar que muchas veces los músicos combinan la frotación con la percusión de estos idiófonos.

Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Actualizado el 11 de octubre de 2022. Idiófono - Qué es, definición, ejemplos y tipos. Disponible en https://definicion.de/idiofono/
Buscar otra definición
x