Definición de intracelular

Para poder descubrir el significado del término intracelular se hace necesario, en primer lugar, conocer su origen etimológico. En este caso, tenemos que subrayar que se trata de una palabra que deriva del latín y que se ha formado a partir de la suma de varios componentes léxicos latinos como son los siguientes:
-El prefijo “intra-”, que significa “en el interior”.
-El sustantivo “cellula”, que puede traducirse como “celda” o “celdilla”.
-El sufijo “-ar”, que se usa para indicar “pertenencia” o “relación”.

Intracelular

El adjetivo intracelular se emplea para aludir a lo que se encuentra o se desarrolla en el interior de una célula: el constituyente fundamental de un ser vivo, que cuenta con la capacidad de reproducirse de forma independiente.

El líquido intracelular, en este marco, es un fluido que se halla adentro de las células. La membrana celular se encarga de separarlo del líquido extracelular y de administrar el paso de las sustancias que están disueltas en ambos.

En las células, por lo tanto, existen los compartimientos intracelulares, donde se almacena el líquido intracelular. La reducida concentración de sodio y la elevada concentración de potasio son dos de las características de este fluido.

Cabe destacar que el líquido intracelular es el componente principal del citosol, también llamado matriz citoplasmática. En el caso de las células eucariotas, por ejemplo, el citosol forma parte del citoplasma.

En el citosol y en el núcleo celular, por otro lado, se sitúan los receptores intracelulares. Estos elementos posibilitan la identificación de los mensajeros químicos, como las hormonas y los neurotransmisores.

Asimismo, no podemos olvidar que cuando se habla de bacterias intracelulares hay que tener en consideración que hay dos modelos muy bien diferenciados:
-Las bacterias facultativas, que tienen la particularidad de que cuentan con la capacidad de poder vivir tanto en el medio extracelular como en el intracelular. En este grupo nos encontramos con bacterias tales como la legionella, la listeria o la salmonella.
-Las bacterias obligadas. Bajo esta denominación se encuentran las que necesitan del medio interno celular no solo para poder sobrevivir sino también para multiplicarse. Es más, no son capaces de subsistir fuera de células. Ejemplos de este tipo de bacterias son la llamada chlamidiae y la conocida también como rickettsia.

La digestión intracelular, en tanto, es un proceso de nutrición heterótrofa que las amebas y otros organismos unicelulares llevan a cabo en el interior de la célula. Gracias a su sistema enzimático, estos seres pueden degradar las moléculas en las vacuolas. Las enzimas hidrolíticas que permiten la realización del proceso son generadas sobre todo por los lisosomas.

Es importante conocer además que ese tipo de digestión debe diferenciarse claramente de lo que se se da en llamar digestión extracelular. Lo que distingue a una de otra es que, mientras que en la intracelular se requiere un sistema digestivo, en la extracelular no es necesario.

Tráfico intracelular, transporte intracelular y mensajero intracelular son otras nociones que pueden construirse a partir de la utilización del adjetivo intracelular.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de intracelular (https://definicion.de/intracelular/)

Buscar otra definición