Definición de vacuola

El término latino vacuum, que puede traducirse como “vacío”, llegó al castellano como vacuola. El concepto se utiliza en el ámbito de la biología para nombrar a un orgánulo de las células.

Vacuola

En concreto podemos decir que vacuola es un neologismo que apareció por primera vez en la Francia del siglo XVIII bajo la apariencia de “vacuole”, aunque con un significado que no es el actual. El que ahora tenemos hay que exponer que se considera que es “obra” del biólogo y botánico francés Félix Dujardin.

Las vacuolas son pequeñas vesículas de las células de los hongos y de las plantas que permiten el almacenamiento de distintas sustancias, como azúcares o agua. La fusión de diversas vesículas permite el desarrollo de las vacuolas, cuyo contorno se encuentra delimitado mediante la membrana plasmática.

Es importante subrayar que la forma de las vacuolas depende de cada célula, ya que las necesidades celulares no son siempre las mismas. De hecho, hay células cuyas vacuolas crecen con el tiempo hasta fusionarse.

En las vacuolas muchas veces se concentran pigmentos. Esto hace que las células exhiban diferentes colores de acuerdo a dichos pigmentos. En el caso de las células vegetales, su tonalidad depende de las antocianinas, un pigmento que se almacena en las vacuolas.

Además de todo lo expuesto, merece la pena conocer otros datos de interés acerca de las vacuolas como son los siguientes:
-Son variables en tamaño, lo que supone que puedan ocupar desde un 5 % hasta un 90 % de lo que es el volumen celular.
-Hay unas células vegetales que carecen de vacuolas: las células del tapete en las anteras.
-Se encuentran rodeadas de una membrana simple que responde al nombre de tonoplasto. Del mismo hay que subrayar que es permeable y que juega un papel fundamental en lo que es el crecimiento de las células.
-En el interior las vacuolas cuentan con el conocido como jugo vacuolar, que está formado por agua y otros elementos tales como venenos, compuestos de desecho, ácido málico, compuestos de reserva…
-Las vacuolas contráctiles son las que se encuentran en los animales y que proceden a acabar con el exceso de agua existente.
-Entre los muchos tipos de vacuales que existen podemos destacar a las de excreción, a las fagocitarias o a las residuales.
-En las vacuolas es muy habitual en muchos casos que se acumulen lo que se conoce como sustancias ergásticas.

Las funciones de las vacuolas son múltiples. Pueden contribuir a la hidratación de la célula, a la solidez de su tejido, al aislamiento de productos tóxicos y a la descomposición de las macromoléculas, por citar algunas posibilidades.

Ciertas vacuolas se especializan en funciones muy específicas. Las vacuolas alimenticias, en este sentido, cumplen una función vinculada a la nutrición. Las vacuolas digestivas, como su nombre lo indica, se encargan de digerir los nutrientes y de desechar los residuos. Las vacuolas pulsátiles, por su parte, obtienen agua del citoplasma y luego se encargan de su expulsión mediante un proceso de ósmosis.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de vacuola (https://definicion.de/vacuola/)