Definición de lisosomas

La etimología del término lisosoma nos lleva al inglés lysosome, a su vez derivado de un vocablo griego formado por lýsis (que puede traducirse como “solución”) y sôma (es decir, “cuerpo”).

Lisosomas

Los lisosomas son orgánulos de las células formados por una vesícula membranosa. En dicha vesícula hay enzimas que se involucran en el proceso de digestión intracelular.

De forma esférica, los lisosomas albergan las moléculas responsables de la degradación del material intracelular tanto de origen interno como externo. Aunque aparecen en la totalidad de las células de los animales, estas estructuras presentan características diferentes según cada caso.

Las proteasas, las glucosidasas, las nucleasas y las lipasasas son las principales enzimas que pueden hallarse en un lisosoma. Están en condiciones de digerir aquello que ingresa a la célula mediante la fagocitosis, como una bacteria, y además permiten el reciclaje de otros orgánulos celulares. Esta segunda característica posibilita la reposición continua de los orgánulos gracias a la autofagia.

Se denomina enfermedad lisosómica, por otra parte, a un trastorno que se genera a partir de un problema en los lisosomas, especialmente por un inconveniente con las enzimas. Puede tratarse de la liberación sin control de esas sustancias o de alguna clase de disfunción.

La gota, por ejemplo, surge por la producción excesiva de ácido úrico. Esto lleva a la acumulación en las articulaciones de cristales de urato, que las células fagocitan. Por este motivo los cristales se van acumulando en los lisosomas hasta que se produce la rotura del orgánulo, liberando enzimas en el citosol.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de lisosomas (https://definicion.de/lisosomas/)

Buscar otra definición