Definición de macrófago

Un macrófago es una célula de tamaño grande que puede fagocitar diversas partículas y destruir microorganismos. Se trata de una clase de glóbulo blanco o leucocito que también promueve el accionar de otros tipos de células del sistema inmunitario y elimina las células muertas.

Macrófago

Antes de avanzar, es importante mencionar que los glóbulos blancos son células sanguíneas, al igual que los glóbulos rojos y las plaquetas. Entre los glóbulos blancos encontramos macrófagos, basófilos, monocitos, neutrófilos, linfocitos y otras células.

Retomando la idea de macrófago, surgen a modo de respuesta frente a la acumulación de células muertas o de un proceso infeccioso. Se forman a partir de los monocitos, cuando estos abandonan la circulación sanguínea y se suman a un órgano o tejido, registrando luego diversos cambios hasta transformarse en macrófagos.

Con un diámetro de unos 21 micrómetros, los macrófagos pueden reconocer, fagocitar y destruir aquellos elementos que son su objetivo. Por eso son muy relevantes en la defensa del organismo.

Al digerir un microbio, el macrófago muestra el antígeno en su superficie. De esta manera avisa al resto de los leucocitos que hay, justamente, un antígeno. Tras esta advertencia, se produce una multiplicación de glóbulos blancos que responden frente al patógeno.

En el terreno de la zoología, por otra parte, los macrófagos son animales que comen presas de gran tamaño en comparación a su propia contextura. Estas especies suelen contar con la capacidad de dislocar sus mandíbulas para ingerir el cuerpo completo de la presa y además tienen su estructura adecuada a la deglución de la misma.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de macrófago (https://definicion.de/macrofago/)

Buscar otra definición