Definición de matutino

Con origen en el vocablo latino matutīnus, matutino es un adjetivo que alude a aquello vinculado al horario de la mañana. Lo que se desarrolla o se concreta al comienzo del día, por lo tanto, recibe la calificación de matutino.

Matutino

Por ejemplo: “Prefiero el horario matutino para escribir”, “El entrenador del equipo informó que mañana los jugadores tendrán un entrenamiento matutino y luego contarán con el resto de la jornada libre”, “El periodista fue convocado para conducir un nuevo noticiero matutino en el canal público de televisión”.

La mañana se inicia con el amanecer y finaliza al mediodía. De este modo, llega después de la madrugada y se extiende hasta que empieza la tarde. Aquellas actividades que tienen lugar en este periodo son matutinas.

El concepto suele emplearse en los medios de comunicación. Tiempo atrás era habitual que algunos diarios tuvieran dos ediciones: una matutina y una vespertina. La matutina se editaba a la mañana, mientras que la vespertina aparecía por la tarde.

La programación matutina de una emisora radial o de un canal de TV, en tanto, se desarrolla desde las 6 o 7 horas hasta las 12. Muchas veces los programas son informativos para que la gente pueda arrancar la jornada conociendo cuáles son las principales noticias.

Una institución educativa, por otra parte, puede contar con dos turnos: el turno matutino y el turno vespertino. Incluso es posible que tenga un tercer turno (el nocturno). De este modo, los estudiantes pueden elegir, según sus necesidades, entre los diferentes horarios de las clases.

El adjetivo matutino también se usa para designar a las personas que tienen más facilidad para levantarse por las mañanas y que se sienten más llenos de energía en las primeras horas del día. Una vez más, se opone a vespertino, aquél que tiene problemas para madrugar y que recién se vuelve activo por las tardes. Es común que a estos últimos se los acuse de vagos o perezoso.

MatutinoA las personas matutinas se las suele llamar «alondras» y a las vespertinas, «búhos», precisamente por los horarios preferidos por estas aves para realizar sus actividades. Debemos resaltar que ninguna persona es más o menos dedicada a su trabajo o responsable por pertenecer a un grupo o al otro: la diferencia principal es el período del día en el que tienen más energía y se encuentran más lúcidas.

Al parecer, detrás de esta diferencia tan común se encuentra la producción de melatonina, una proteína que los matutinos segregan durante las primeras horas del sueño y que los vespertinos, durante las últimas. Esto les permite a los primeros descansar bien durante la noche y levantarse con más facilidad, aunque también los lleva a cansarse antes que los otros.

Y aquí es donde se equilibra todo: los matutinos suelen rendir mucho mejor durante las primeras horas de trabajo, además de no tener ningún problema para cumplir con el horario de apertura de la oficina, por temprano que sea; sin embargo, hacia el final de la jornada suelen luchar contra el cansancio porque han agotado gran parte de sus energías, justo cuando los vespertinos alcanzan su mejor momento.

El científico Joseph Takahashi descubrió en el año 1997 el denominado «gen clock», el cual se encarga de regular la segregación de la melatonina y, sobra decirlo, no puede ser alterado. En otras palabras, la facilidad o dificultad para levantarse temprano y comenzar el día con un alto nivel de productividad depende de cuestiones genéticas, que no podemos cambiar y que no se relacionan en absoluto con preferencias personales o caprichos. Por esta razón, cada uno debería buscar actividades adecuadas a su producción de melatonina para rendir al cien por ciento.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de matutino (https://definicion.de/matutino/)

Buscar otra definición