Definición de melaza

Se llama melaza a una sustancia viscosa que se genera como residuo durante la producción de azúcar. Se trata de un líquido pegajoso de sabor dulce y una tonalidad oscura.

Melaza

Puede decirse, por lo tanto, que la melaza es un subproducto del procesamiento del azúcar. Las cañas, una vez cosechadas, son quemadas para que se doren y luego son prensadas para obtener su jugo. Dicho jugo es hervido para que se evapore el agua y se coloca en centrifugadoras que permiten la extracción de los cristales de azúcar: el líquido resultante es la melaza.

Más allá de tratarse de un producto residual, la melaza puede ser consumida e incluso se le atribuyen propiedades beneficiosas para el organismo. Suele usarse en la elaboración de salsa de soja, cerveza negra y ron, e incluso como suplemento alimenticio.

También llamada miel de caña, la melaza es sugerida como un endulzante alternativo al azúcar refinado. Por disponer de un contenido glucémico moderado aporta pocas calorías, aunque suministra hierro, calcio, potasio, magnesio y otros nutrientes.

Es importante destacar que la melaza suele utilizarse como alimento para el ganado por su elevado nivel energético. En los rumiantes, contribuye a que puedan aprovechar mejor los elementos fibrosos como el heno y la paja.

Diversos estudios han evidenciado que, al incluir melaza en las raciones alimenticias del ganado bovino y ovino, se aumenta la digestibilidad de la materia orgánica a nivel general y de las fibras en particular. Otra ventaja mencionada por los expertos es que ayuda a enmascarar el mal sabor de otros alimentos, como la urea o cereales de baja calidad.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de melaza (https://definicion.de/melaza/)

Buscar otra definición