Definición de mouse

Mouse es una palabra inglesa que significa ratón. Más allá de hacer referencia al roedor (como ocurre con Mickey, el personaje de Disney que no necesita presentación alguna), la noción de mouse, en español, es entendida como el dispositivo apuntador que permite interactuar con una computadora.

Mouse

Por lo general, los ratones están hechos de plástico y cuentan con un mecanismo que les permite detectar el movimiento que hace el usuario en dos dimensiones: el eje X y el eje Z, que pueden traducirse como la traslación lateral (de derecha a izquierda) y el avance o retroceso. Al desplazar el mouse sobre una superficie plana, dicho movimiento se refleja en la pantalla a través de un puntero, flecha o cursor.

Cabe mencionar que existe una curva de aprendizaje particular a la hora de utilizar un mouse por primera vez. A los niños pequeños, como en tantos otros campos, parece resultarles muy fácil y es común que en poco tiempo superen en destreza a sus mayores. Sin embargo, para una persona de cierta edad, que nunca se ha acercado a la tecnología, es necesario atravesar ciertas barreras.

La dificultad mayor reside en comprender que el movimiento realizado sobre una superficie horizontal se traduce a una pantalla, generalmente en posición vertical. Por otro lado, el usuario debe acostumbrarse a levantar el ratón y reposicionarlo cada vez que alcanza el límite del escritorio y desea seguir en la misma dirección.

Además de transmitir el movimiento a la pantalla, el mouse cuenta con un mínimo de dos botones, que le permiten al usuario seleccionar distintas opciones, las cuales son propias de cada sistema operativo y del programa que se esté utilizando. Las acciones que una persona puede realizar con dichas teclas y con el mouse están catalogadas y el ordenador las analiza a cada momento para saber cómo responder; algunas posibilidades son:

hacer clic: pulsar alguno de los botones y soltarlo inmediatamente, aunque el tiempo que se puede mantener presionado es configurable;

hacer doble clic: igual al caso anterior, pero repetido en un intervalo de tiempo también ajustable;

mantener presionado;

soltar: el sistema debe conocer el momento exacto en el cual se libera un botón, dado que hay aplicaciones que se basan en dicho evento para ejecutar una determinada función;

arrastrar: indica que se está moviendo el ratón a la vez que se mantiene presionado alguno de los botones;

MouseDe acuerdo a la tecnología en la cual basen su funcionamiento, existen distintos tipos de mouse. Los ratones mecánicos tienen una bola plástica en su parte inferior, que mueve dos ruedas de acuerdo al desplazamiento sobre la superficie plana, y esto se traduce inmediatamente a información de movimiento a través de los ejes X y Z, mencionados anteriormente.

Los ratones de tipo óptico, en cambio, cuentan con un sensor en la parte inferior, que fotografía la superficie sobre la que se encuentra y detecta las variaciones en la posición del dispositivo.

El mouse láser, por su parte, es el más sensible y preciso, ya que cuenta con un láser de gran resolución en lugar del haz de luz de tecnología óptica, y funciona sobre una mayor variedad de superficies, sin importar tanto su uniformidad como en los dos casos anteriores.

En los últimos años se han realizado diversos experimentos que apuntan a prescindir del mouse; algunos se han comercializado, como es el caso del casco neuronal EPOC, y buscan el control de aplicaciones a través de la mente. Por otro lado, existen desde hace ya mucho tiempo diversas herramientas para utilizar dar órdenes y dictar texto utilizando la voz. Ambos proyectos tienen dos caras, dado que ofrecen a usuarios con discapacidades físicas la posibilidad de integrarse al mundo tecnológico, y regalan a los demás nuevas formas de interactuar con los ordenadores.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de mouse (https://definicion.de/mouse/)