Definición de neblina

La niebla es una nube que se encuentra cerca de la superficie y que, por la concentración de las gotas que la componen, obstaculiza la visión normal. Cuando la niebla está muy baja y su espesor es reducido, se la denomina neblina.

Neblina

Puede decirse, por lo tanto, que la neblina es un meteoro: es decir, un fenómeno atmosférico. Más precisamente se trata de un hidrometeoro, ya que se genera por el agua (en este caso, las gotas que forman las nubes).

La neblina aparece cuando, en la atmósfera, hay gotas en suspensión de hasta unos doscientos micrómetros. Esto hace que la visibilidad en sentido horizontal se reduzca a un kilómetro o un poco más.

La diferencia entre la niebla y la neblina está dada por la intensidad de las partículas y, por lo tanto, por el nivel de visibilidad. Cuando el meteoro permite una visión de no más de un kilómetro, se lo define como niebla. En cambio, si es posible ver más de un kilómetro horizontalmente, se trata de neblina.

Por su concentración de partículas, la neblina no impide el paso de los rayos del sol, que se siguen viendo. La niebla, por el contrario, oculta los rayos debido a su elevada densidad de partículas.

Es importante tener en cuenta que tanto la neblina como la niebla generan diversos inconvenientes, sobre todo la niebla por reducir más la visibilidad. Al registrarse estos fenómenos, resulta imprescindible conducir con máxima precaución, a baja velocidad y con las luces encendidas para minimizar el riesgo de accidente, por ejemplo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de neblina (https://definicion.de/neblina/)

Buscar otra definición