Definición de nebulosa

El concepto de nebulosa se utiliza en el ámbito de la astronomía para aludir a una materia cósmica formada por una combinación de gases y polvo, cuyos límites no son precisos. La nebulosa, término que deriva del vocablo latino nebulōsus, puede adquirir distintas formas.

Nebulosa

El helio y el hidrógeno son los componentes más habituales de las nebulosas. Esta materia puede generarse con restos de estrellas que ya se extinguieron, aunque también puede constituir el ingrediente que da origen a nuevas estrellas a partir de un proceso de agregación y de condensación.

Las nebulosas de emisión son las más habituales. En estas nebulosas, los gases son transformados por la radiación ultravioleta de las estrellas más cercanas, y por eso brillan con fuerza.

Las nebulosas de absorción o nebulosas oscuras, en cambio, se encuentran alejadas de las estrellas y no están bajo su influencia: por lo tanto no emiten luz. Las nebulosas de reflexión, por último, logran reflejar la luz de las estrellas más próximas, pero como éstas no están demasiado calientes, no emiten la radiación ultravioleta que se requiere para la excitación del gas de la nebulosa.

Más allá de lo astronómico, la idea de nebulosa se utiliza para aludir a aquello que se desarrolla de manera poco clara y al estado de desconcierto o vacilación. Estas acepciones están vinculadas a los primeros usos de nebulosa que, hasta la creación del telescopio, se referían a los cuerpos celestes que aparecían difusos ante los ojos del observador.

Por ejemplo: “Mi cuñado me habló ayer acerca de una iniciativa comercial, pero me pareció un poco nebulosa”, “¿Podrías decirme qué está pasando aquí? Estoy en una nebulosa”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de nebulosa (https://definicion.de/nebulosa/)

Buscar otra definición