Definición de

Nube de Öpik-Oort

La nube de Öpik-Oort es una formación de apariencia externa esférica (e interior de aspecto toroidal y conocido popularmente como nube de Hills) que se sitúa en el límite del sistema solar.

Está conformada por una enorme cantidad de objetos transneptunianos y ha sido bautizada con los apellidos de dos destacados astrónomos: Ernst Öpik (un estudioso de meteoroides, asteroides, cometas y otros cuerpos celestes que llegó a sostener que, tras la órbita de Plutón, existían cometas orbitando en la estructura que sería nombrada en su honor) y Jan Oort (neerlandés que investigó en profundidad a la Vía Láctea y también postuló que los cometas procedían de una zona especial, la nube que le proporcionaría reconocimiento eterno).

Objetos transneptunianos

La nube de Öpik-Oort se sitúa en el espacio interestelar, concretamente en la porción más distante del sistema solar. Por esa razón, no tiene influencia de las fuerzas gravitacionales propias de los planetas ni del campo magnético del sol.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • La nube de Öpik-Oort se formó hace más de mil millones de años y podría haber surgido del disco protoplanetario alrededor del sol o del disco disperso, aunque aún se necesita investigar más.
  • La forma externa de la nube es esférica debido a la marea galáctica y la interacción gravitatoria estelar. Aunque se cree que su masa podría ser cinco veces la de la Tierra, no hay certezas al respecto.
  • En la nube de Öpik-Oort se generan la mayoría de los cometas de largo periodo. Se sospecha que en la región interna de esta estructura hay muchos más elementos y estos son reabastecidos por la llamada nube de Hills.

Origen y características de la nube de Öpik-Oort

Son interesantes los estudios vinculados al origen y a las características de la nube de Öpik-Oort.

Se cree, por ejemplo, que esta formación data de hace más de mil millones de años y que surgió como un resto o una sobra del disco protoplanetario constituido en torno al sol. Hace no mucho tiempo se determinó que hay compatibilidad entre el nacimiento de esta zona y la hipótesis que marca que el sistema solar brotó de un cúmulo de estrellas: de comprobarse esta conjetura, quizás las perturbaciones dentro de la nube de Öpik-Oort se deban a la influencia de las primeras integrantes del grupo estelar.

No se descarta tampoco que el disco disperso sea la fuente de procedencia principal de los elementos agrupados en esta nube, aunque hay que seguir investigando. Al ir profundizando conocimientos relacionados a ella adquiere relevancia el cinturón de Kuiper (disco circunestelar que presenta semejanzas con el cinturón de asteroides), estableciéndose entre ambos una comparación de la cual se obtienen similitudes y diferencias.

Respecto a su forma externa, los expertos en el tema indican que es esférica por acción de la marea galáctica y la interacción gravitatoria estelar, factores que influyen en las órbitas vinculadas a los cometas. Por el momento, en tanto, no hay certezas en cuanto a su masa: se calcula que sería el quíntuple que la que posee la Tierra, aunque hay vacilaciones científicas dado que hay quienes sostienen que su masa podría ser bastante menor a la estimada.

Sistema planetario

El sistema solar es un sistema planetario en el cual conviven, por ejemplo, el sol, planetas terrestres como Marte, la Tierra, Venus y Mercurio y planetas gigantes gaseosos como Saturno, Júpiter, Neptuno y Urano.

Puede servirte: Moral

Cometas y otros objetos

La capa externa de la nube de Oort, señalan rigurosas apreciaciones, está escasamente enlazada al sol y se concibe como el germen de la gran mayoría de los cometas de periodo largo. No ocurriría así con los cometas de periodo corto, procedentes en su mayoría del disco disperso o bien del cinturón de Kuiper (aunque en este último caso la cantidad es escasa a raíz de la estabilidad de la órbita). Al escapar del disco disperso y quedar sujetos al poder gravitatorio de planetas exteriores, los cometas se transforman en centauros, los cuales penetran en los fondos del sistema solar y pasan a integrar el conjunto de los cometas de periodo corto. En este segmento se diferencia entre cometas tipo Halley (propios de la nube de Oort, siendo originalmente cometas de periodo largo que, en la fase previa a su destino dentro del sistema solar interior, fueron captados por la gravedad de diferentes planetas gigantes) y cometas de la rama de Júpiter (nacidos, casi en su totalidad, en el disco disperso).

Se sospecha que en la región interna de esta estructura hay muchos más elementos y que la llamada nube de Hills se encarga de reabastecer a la franja exterior a medida que se agotan los objetos (algunos de ellos, rocosos) presentes en la nube de Öpik-Oort.

Es enriquecedor tener en cuenta que, más allá de los cometas, dos pares de objetos están considerados como parte de ella, entre ellos los objetos transneptunianos 2008 KV42 (cuya órbita es retrógrada) y el 2006 SQ372. También figuran el 90377 Sedna (objeto que, desde la perspectiva de algunos astrónomos, reúne condiciones para ser enmarcado dentro del grupo de los planetas enanos) y el 2000 CR105 (al igual que sucede con el Sedna, su distancia de perihelio no está bajo el poder gravitatorio de Neptuno).

Espacio

Los cometas, en base a sus características, se clasifican como cometas de periodo largo (mayormente originados en la nube de Öpik-Oort) y cometas de periodo corto (procedentes, en general, del disco disperso o del cinturón de Kuiper).

Ver también: Ciclo biogeoquímico

Hipótesis Némesis, cercana a la nube de Öpik-Oort

Un grupo de investigadores planteó, en 1984, la posibilidad de definir al sistema solar como un sistema binario. Némesis se bautizó a la hipotética enana marrón que sería la compañera estelar, la hermana gemela, de nuestro sol. Más tarde se validó la idea de catalogarla como un agujero negro y, después de los años 2000, se expuso la chance de que exista un muy alejado planeta gigante responsable de que muchos cometas llegados al sistema solar interior emanen de un área muy específica de la nube de Oort.

Las extinciones que, a lo largo de la Historia, han tenido lugar en la Tierra se analizaron para, en función de su periodicidad, respaldar (o no) la teoría de la esencia binaria del sistema solar. De existir realmente, Némesis pasaría por la ya citada nube de Oort cada 26 millones de años, generando en ese contexto que una amplia cantidad de elementos sean despedidos con una potencia suficiente como para provocar serios impactos.

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Verónica Gudiña, el 6 de febrero de 2024. Nube de Öpik-Oort - Qué es, definición, características y origen. Disponible en https://definicion.de/nube-de-opik-oort/
Buscar otra definición
x