Definición de año luz

El concepto de año luz suele prestarse a confusiones. La presencia del término año hace que muchas personas asocien la expresión a una unidad temporal. Año luz, sin embargo, es una medida de longitud que se emplea en el ámbito de la astronomía, y por esta razón no se habla de “tardar un año luz” sino de “estar a un año luz de”.

Año luz

En concreto, un año luz es la distancia que recorre la luz en el vacío en el lapso de un año. Dado que la luz se desplaza 299 792 458 metros por segundo en el vacío, un año luz es una distancia enorme: equivale a 9 460 730 472 580,8 kilómetros.

Como se puede advertir, la utilización de la noción de años luz permite trabajar con cifras más simples cuando las distancias son muy grandes, como ocurre entre los planetas y otros astros. Expresar distancias como 40 o 200 años luz, por ejemplo, requeriría de muchísimos dígitos si se pretendiera emplear unidades como los metros o incluso los kilómetros.

Tomemos el caso del planeta Tierra respecto a Próxima Centauri, la estrella que se encuentra más cerca del sol. De acuerdo a los astrónomos, la Tierra está ubicada a unos 4,22 años luz de Próxima Centauri. Esto quiere decir que la luz tarda 4,22 años en recorrer la distancia que existe entre nuestro planeta y la mencionada estrella. De este modo, si una persona observa hoy, desde la Tierra, la luz que emite Próxima Centauri, en realidad está viendo la luz que salió hace más de 4 años de la estrella. Si Próxima Centauri, por algún motivo, deja de existir y de emitir luz, en la Tierra tardaríamos más de cuatro años en advertir su desaparición.

Cabe destacar que cuando las distancias son menores, se puede apelar a unidades similares como minutos luz o segundos luz.

El minuto luz es, como puede deducirse, la distancia que recorre en el vacío una onda electromagnética en el transcurso de un minuto, la cual equivale a 17 987 547 480 metros. Entre las distancias astronómicas que suelen expresarse usando esta unidad (en lugar de año luz) se encuentran la de ciertas sondas espaciales y la que existe entre el Sol y la Tierra (aproximadamente 8,31 minutos luz). En el ámbito de la astronomía, el minuto luz es de gran utilidad para indicar el retraso que puede existir entre dos puntos dados.

La distancia que expresa el segundo luz, por su parte, es 299 792 458 metros. Esta unidad de medida se usa para hacer referencia a la distancia que hay entre nuestro planeta y ciertos cuerpos celestes, como ser la Luna (1,2 segundos luz), el Sol (500 segundos luz), Alfa Centauri (137 millones de segundos luz), Plutón (20 000 segundos luz) y la galaxia de Andrómeda (80 billones de segundos luz), entre muchos otros.

Esta alternativa al año luz es adecuada para la medición de distancias dentro del Sistema Solar, siempre que no sean menores al diámetro de Júpiter. En el cálculo de las distancias intergalácticas sí se debe usar el año luz, o bien el pársec (paralaje de un segundo de arco), mientras que para las intergalácticas existe el megaparsec (un múltiplo del pársec, que equivale a unos 3,26 millones de años luz).

Fuera del ámbito de la astronomía, es común utilizar esta unidad de medida en sentido figurado, para hacer comparaciones cualitativas entre personas o productos con la intención de acentuar la gran distancia que existe entre los diferentes elementos. Veamos algunas oraciones de ejemplo: “Me gustaría que mi alumna pasase directamente al curso siguiente, ya que se encuentra a años luz de sus compañeros y temo que se aburra al punto de frustrarse”, “Entre estos dos televisores no hay punto de comparación, ya que sus tecnologías están a años luz de distancia”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de año luz (https://definicion.de/ano-luz/)
Top