Definición de océano

Se conoce como océano al mar de dimensiones inmensas que cubre la mayor parte de la superficie terrestre (según los expertos, el 71%). También se conoce como océano a cada una de las subdivisiones de este mar (Atlántico, Pacífico, Índico, etc.). Dentro de estas segmentaciones, el mayor océano es el Pacífico.

Océano

Es importante subrayar la existencia de lo que se conoce con el nombre de Oceanografía. Esta es el área de las Ciencias de la Tierra que tiene como clara misión el estudiar todo el conjunto de procesos (químicos, biológicos, geológicos…) que tienen lugar tanto en los citados océanos como en los mares en general.

Partiendo de los mencionados procesos hay que exponer que esta área, también llamada Ciencias del Mar, se puede dividir en cuatro ramas claramente diferenciadas. Así, está la Oceanografía Química que es la que se encarga de estudiar y analizar a fondo la composición química de lo que es el agua del mar.

En segundo lugar, nos encontramos con la Oceanografía Biológica que es la que lleva a cabo el estudio de todo el conjunto de seres y organismos marinos. Pero no sólo eso, pues también hace lo propio sobre lo que es la relación de todos ellos con el entorno en el que se encuentran.

La tercera rama de la Oceanografía es la llamada Geológica. En este caso, la misma tiene como misión el acometer el análisis exhaustivo de todos los procesos geológicos que afectan a los océanos. Así, de esta manera, se centra especialmente en lo que son la sedimentación o la morfología de cuerpos que están en la costa como pueden ser las playas o los estuarios.

Finalmente en cuarto lugar se encuentra la Oceanografía Física que se encarga de estudiar, por ejemplo, desde las mareas hasta el oleaje pasando por las corrientes. A su vez se divide en tres áreas: la meteorológica, la dinámica y la descriptiva.

Los estudiosos de cuestiones geográficas y geológicas sostienen que el océano surgió hace alrededor de 4 mil millones de años, en un momento de la historia en que la superficie de la Tierra se enfrió hasta tal punto que provocó que el agua pasara a estado líquido. Su profundidad depende de cada zona analizada, aunque hay que decir que la profundidad media gira en torno a los cuatro kilómetros. La parte más profunda del océano es de 11.033 metros, una marca que se encuentra en la fosa de las Marianas.

La capa superficial del océano posee una temperatura que oscila entre los 12º y los 30º. Por debajo suele detectarse una capa de agua más fría, de entre y -1º. El límite entre ambas capas es conocido como termoclina.

El agua del océano es salada. Cerca del 3,5% del volumen del agua está formado por materiales en disolución; cuando la evaporación es elevada, una gran cantidad de agua desaparece y sólo se conservan allí sustancias disueltas, aumentado la salinidad.

En cambio, en las regiones polares la salinidad es más baja, en especial durante la temporada estival, ya que el hielo se diluye en el agua del océano.

Por lo general, el agua del océano nunca permanece en estado de quietud, sino que se mueven a raíz de la formación de olas que nacen por el viento que sopla en la superficie. Estas olas, que pueden tener distintas alturas, juegan un papel importante a la hora de dar forma a las costas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de océano (https://definicion.de/oceano/)
Top