Definición de óvalo

El vocablo italiano ovolo derivó, en nuestra lengua, en óvalo. Así se denomina a una curva cerrada, similar a una elipse, que es redondeada y convexa.

Óvalo

Los óvalos presentan uno o dos ejes de simetría. Entre sus propiedades, puede mencionarse que carecen de lazos y bucles y que la orientación de su curvatura no registra cambios de signo. Por otra parte, el interior del óvalo resulta un conjunto convexo.

Los huevos son el caso más conocido de óvalos. Tanto los huevos de aves como aquellos que se elaboran con chocolate para la Pascua tienen esta forma. Las pistas de atletismo también suelen tener una configuración oval.

Suele llamarse óvalo, por otro lado, al circuito que se utiliza en las carreras de motociclismo y automovilismo cuyas curvas son siempre hacia el mismo lado. Esta particularidad hace que el circuito en cuestión sea oval.

Por lo general, estos óvalos presentan un par de curvas de 180º hacia la izquierda, que se vinculan con dos rectas de la misma longitud. De todos modos existen otras clases de óvalos (por ejemplo, con cuatro curvas de 90º, dos rectas cortas y dos rectas largas).

Según la extensión del trazado, los óvalos se diferencian entre óvalos pequeños (de hasta 1.600 metros), óvalos medianos (de entre 1.601 y 3.199 metros) y los superóvalos (de 3.200 metros o más). Gracias a la velocidad que alcanzan los vehículos, los óvalos son muy populares en los deportes a motor.

La National Association for Stock Car Auto Racing (NASCAR) suele correr en óvalos. El Indianapolis Motor Speedway y el Daytona International Speedway, en tanto, están entre los óvalos más famosos del mundo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de óvalo (https://definicion.de/ovalo/)

Buscar otra definición