Definición de paratexto

Aunque la noción de paratexto no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE), su uso es frecuente en el ámbito de la lingüística. Se conoce como paratexto a aquellos mensajes, postulados o expresiones que complementan el contenido principal de un texto. Su finalidad es aportar más información sobre la obra en cuestión y organizar su estructura.

Paratexto

El título y los subtítulos de un libro son considerados como paratextos, al igual que un prólogo, las dedicatorias, un índice, las notas al margen y otros enunciados. Estos paratextos son creados por el propio autor.

Supongamos que un autor escribe una novela de 120 páginas sobre un niño que quería visitar la Luna. En todas esas páginas desarrolla su historia: aparte, incluye paratextos como el título (“Sueños que escapan del mundo”), subtítulos (“El nacimiento de una ilusión”, “Preparativos para el vuelo”) y una dedicatoria (“A mi esposa Fátima y mis hijos Romeo y Luis”).

La editorial, por otra parte, también puede incluir paratextos, independientemente de los incluidos por el propio autor. Así aparecen textos en solapas (“John Kuclick, nacido el 18 de marzo de 1940, es un autor norteamericano que comenzó su carrera literaria cuando tenía 18 años de edad…”), el lomo (“Sueños que escapan del mundo, de John Kuclick”) y en otros sectores del libro.

Cuando la obra en cuestión es una investigación, es habitual que el autor mencione las fuentes que consultó en la bibliografía. También es probable que, si el libro es de carácter técnico, se presente un glosario. Ambas secciones (bibliografía y glosario) forman parte de los elementos paratextuales.

ParatextoEl paratexto abre las puertas al análisis y a la crítica del discurso, así como a su ampliación o síntesis a través de notas y prólogos que complementan el mensaje principal. Por otro lado, su presencia compensa de alguna manera la ausencia del receptor en el momento de la escritura, lo cual repercute en que no pueda tener lugar un intercambio de ideas durante la lectura.

Una de las funciones del paratexto es guiar al lector para asegurarle una lectura efectiva. En textos de carácter técnico, por ejemplo, es normal que se indique a través de pequeñas anotaciones qué sección conviene consultar para profundizar más acerca de un determinado tema, o bien que se incluyan imágenes que ayuden a entender el contenido.

Dentro del paratexto es posible reconocer elementos de tipo factual, icónico y material; algunos autores consideran que los últimos dos pertenecen a una misma clase, que denominan simplemente paratexto icónico, de la cual forman parte los gráficos y las ilustraciones, que se diferencian claramente de los componentes verbales del paratexto factual. Otras clasificaciones incluyen los conceptos de peritexto (rodea el texto principal pero se encuentra en el libro) y epitexto (se encuentra fuera de los límites del libro).

La estructura del peritexto, cuya definición coincide con la idea que generalmente se tiene del paratexto en sí, contiene información que puede ser redactada por el propio autor o por su editor (peritexto autoral o editorial, respectivamente). Lo normal es que el autor se ocupe del paratexto que busca mejorar la comprensión del texto, mientras que el editor genere el contenido relacionado con los aspectos publicitarios del libro.

El epitexto es un tipo de paratexto que puede utilizarse para la promoción de un libro, como ocurre con el material difundido por las editoriales para anticipar un lanzamiento: reportajes, presentaciones, reseñas en diversos medios de comunicación, afiches y catálogos. Si bien la función del epitexto es diferente de aquella que cumple un gráfico o una nota dentro de un libro, no deja de ser contenido relacionado con el mismo, ya que tiene el objetivo de capturar la atención del público y dirigirla a sus páginas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de paratexto (https://definicion.de/paratexto/)
Top