Definición de perfecto

Con origen en el latín perfectus, la palabra perfecto describe a la cosa, organismo o individuo que reúne el más alto nivel posible de excelencia en relación a los demás elementos de su misma especie o naturaleza. Si algo es perfecto, no hay posibilidades de hacerlo mejor, ya que no existe nada superior a lo que ya se ha conseguido. Por ejemplo: “Este es el coche perfecto: es barato, gasta poco y ofrece muchas comodidades”, “Fue el viaje perfecto: disfrutamos de diez días a puro sol, descansamos y conocimos lugares nuevos”, “Todo salió perfecto en la fiesta, por suerte la pasamos muy bien”.

Perfecto

Claro que la noción de perfección tiene un determinado grado de subjetividad ya que, en cierto modo, lo completamente perfecto no existe. Tomando los ejemplos anteriores, tal vez sería posible que el “coche perfecto” fuera aún más barato o que el “viaje perfecto” haya sido un poco más extenso.

Perfecto también es lo que posee el nivel tope de una cualidad o defecto en concreto: “Ricardo es un perfecto administrador que logra sacar el máximo provecho de los recursos disponibles”, “Me cuesta reconocerlo, pero la verdad que este hombre es un perfecto idiota”.

No obstante, tampoco podemos olvidar que en el campo del Derecho también está muy presente este concepto que estamos abordando. En concreto, en dicho sector se hace uso de lo que se conoce como contrato perfecto.

Una denominación aquella con la que lo que se intenta expresar es que ese documento o acuerdo, ya sea escrito u oral, cuenta con todos los requisitos necesarios y exigidos para que tenga la correspondiente y necesaria eficacia jurídica.

Para el ámbito de la matemática, el grupo de los números perfectos está compuesto por cifras del conjunto de los números naturales que son iguales a la sumatoria de sus divisores propios de signo positivo, sin contar a ellos mismos. Un ejemplo de número perfecto es el 6, ya que tiene como divisores propios positivos al 1, 2 y al 3, y la suma de dichos dígitos (1+2+3) es igual a él mismo (6).

En lingüística, el aspecto gramatical es una propiedad de los verbos para dar cuenta sobre la terminación o no de la acción en el momento de la enunciación. El aspecto perfecto señala que la acción ya ha finalizado, mientras que el aspecto imperfecto refleja una acción inacabada.

Así, en el campo de la Lengua, nos encontramos con una serie de formas verbales que hacen uso del término perfecto que ahora estamos analizando. Así, está el condicional perfecto, el futuro perfecto, el pretérito perfecto, el pretérito perfecto compuesto o el pretérito perfecto simple.

Y todo ello sin olvidar tampoco lo que se conoce como rima perfecta. Esta es una composición de tipo poético que se caracteriza fundamentalmente por el hecho de que se produce entre dos o más versos que en sus últimas palabras coinciden sus fonemas a partir de lo que es la vocal acentuada.

Esto es lo que se conoce también como rima consonante, o perfecta, que ha sido utilizada a lo largo de la Historia de la Literatura por grandes autores como sería el caso de Antonio Machado o de Félix María de Samaniego, entre otros.

Finalmente a todo ello habría que añadir que el mundo del cine también ha empleado el término que nos ocupa. Así, encontramos películas tales como “Un mundo perfecto” (2011), “El perfecto desconocido” (2011) o “Plan Perfecto” (2012).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de perfecto (https://definicion.de/perfecto/)
Top