Definición de pólvora

El concepto de pólvora proviene del vocablo latino pulvis. Se trata de una mezcla que puede realizarse con distintos elementos y que, al alcanzar una determinada temperatura, se inflama y desprende múltiples gases con violencia.

Pólvora

La pólvora, por lo tanto, es un producto explosivo. Su fórmula original incluía carbón, azufre y salitre, aunque actualmente se puede recurrir a otras sustancias.

Por lo general la pólvora se utiliza en granos. Suele emplearse en la pirotecnia y para propulsar los proyectiles que disparan las armas de fuego.

Respecto a sus orígenes, los historiadores creen que la pólvora fue inventada por los taoístas en China en torno al siglo IX. Tras la invasión de los mongoles al territorio chino, la pólvora llegó a diferentes regiones de Oriente Medio. Fue desde esta zona donde la mezcla explosiva se dirigió a Europa.

Cada vez más usada en el ámbito bélico, la pólvora arribó al continente americano de la mano de los conquistadores portugueses y españoles. De hecho, los europeos utilizaron la pólvora en sus enfrentamientos contra los pueblos originarios, como incas y aztecas.

Durante mucho tiempo, las armas de fuego usaron la pólvora negra como propelente. Con la combustión de la pólvora, se generaba una presión que permitía expulsar el proyectil a gran velocidad. Actualmente es más común que se use la llamada pólvora sin humo.

Es interesante señalar que, a partir del estudio de las manos de una persona, se puede descubrir si tiene rastros de pólvora y si, por lo tanto, disparó un arma poco tiempo atrás. Estos análisis son muy importantes en la criminalística.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de pólvora (https://definicion.de/polvora/)

Buscar otra definición