Definición de fogata

Escuchar el artículo

La noción de fogata tiene dos grandes usos reconocidos en el diccionario de la Real Academia Española (RAE). El primer significado hace referencia al fuego que produce una llama de gran tamaño.

Para comprender esta acepción, por lo tanto, primero hay que centrarse en las definiciones de fuego y llama. Se conoce como fuego a un fenómeno que se caracteriza por emitir luz y calor. La llama, por su parte, es una masa de tipo gaseoso que se encuentra en combustión y que surge de los elementos ardientes.

Fuego

Al fuego con una gran llama se lo denomina fogata.

Qué es una fogata

Retomando la idea de fogata, se trata de un fuego que tiene una llama notoria. Es habitual que la noción se utilice de manera equivalente a otras como hoguera, lumbre o fogón.

Para hacer una fogata, se necesita producir la reacción química conocida como combustión. Esto requiere la intervención de un material oxidable y de oxígeno. Cuando se logra la combustión, la cual generalmente se hace visible mediante la llama, se libera energía.

La importancia del combustible

A la materia que puede arder fácilmente y que, al oxidarse violentamente, desprende calor, se la llama combustible. Una fogata requiere de algún tipo de combustible para iniciarse y sostenerse.

La madera y el carbón son dos combustibles sólidos que suelen emplearse para el desarrollo de fogatas. Estos combustibles se combinan con un comburente para que se produzca la combustión: lo habitual es que dicho comburente sea el oxígeno que está en el ambiente.

Llamas

Una fogata fuera de control o mal apagada puede causar un incendio.

Usos de las fogatas

Desde que el ser humano comenzó a dominar el fuego, ha aprovechado las fogatas de múltiples maneras. En la prehistoria, las fogatas eran esenciales para calentarse y para mantener alejados a los animales.

Con el tiempo, las fogatas también adquirieron importancia en la alimentación. Gracias al fuego se hizo posible la cocción de los alimentos, con lo cual se redujeron las intoxicaciones provocadas por microorganismos en la comida.

Es interesante mencionar que las hogueras, que son fogatas al aire libre con llamas intensas, se usaron a lo largo de la historia para concretar ejecuciones (Juana de Arco, por ejemplo, fue ultimada de esta manera). En la actualidad, se hacen hogueras en ciertas celebraciones populares.

Un peligro potencial

Las fogatas son potencialmente peligrosas. Dependiendo del lugar donde se encienden y de la gestión que se hace de ellas, pueden llegar a desatar incendios muy difíciles de controlar y capaces de generar enormes daños.

Supongamos que una persona enciende una fogata en el medio de un bosque para no pasar frío durante la noche. Al amanecer, se aleja sin apagar el fuego. Las llamas, por acción del viento, terminan alcanzando a los árboles del lugar y así se van propagando, destruyendo todo a su paso. Por eso no deben encenderse fogatas en sitios no autorizados.

La fogata, un hornillo

La RAE reconoce otra acepción de fogata. Así se menciona a un hornillo que permite la superación de obstáculos al nivelar un terreno.

Un hornillo, en tanto, es un agujero que se lleva a cabo para introducir pólvora en él y así causar una voladura. En el caso de la fogata, se carga con una cantidad reducida de pólvora.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2022.
Definicion.de: Definición de fogata (https://definicion.de/fogata/)

Buscar otra definición