Definición de prueba de hipótesis

Conocer el origen etimológico de las dos palabras que dan forma al término que ahora nos ocupa es lo primero que tenemos que hacer para poder descubrir su significado:
-Prueba deriva del latín, concretamente de “probus”, que puede traducirse como “bueno”.
-Hipótesis, por su parte, emana del griego, ya que se encuentra conformada por la suma de dos partes diferenciadas: el prefijo “hypo-”, que es sinónimo de “debajo”, y el sustantivo “thesis”, que es equivalente a “conclusión”.

Prueba de hipótesis

Una prueba puede ser un ensayo, un experimento, una evaluación o una muestra: su acepción depende del contexto en el que se utiliza. Hipótesis, por su parte, es una conjetura o una presunción que tiene una cierta probabilidad de ser cierta o real.

Por lo general, se considera que una hipótesis no puede probarse como falsa o verdadera. Lo que se hace es apoyar un argumento a partir de evidencias que surgen de investigaciones científicas. A mayor cantidad de evidencias científicas, habrá mayores certezas acerca de la condición de una hipótesis. En otras palabras: si se realizan veinte o treinta experimentos que avalan que una hipótesis es verdadera, hay muchas probabilidades de que realmente sea verdadera.

Se conoce como prueba de hipótesis al proceso que se lleva a cabo para analizar si una condición detectada en un determinado universo resulta compatible con lo que se observa en una muestra de la población estadística en cuestión. Es decir, persigue demostrar si una hipótesis es una afirmación razonable y para ello se basa en dos pilares fundamentales como son la teoría de la probabilidad y lo que es la evidencia muestral.

Por ejemplo: un hombre sospecha que un dado ha sido manipulado para que, al ser arrojado, ofrezca valores superiores a 4. La persona piensa, por lo tanto, cada vez que arroje el dado, es muy probable que obtenga un 4, un 5 o un 6.

Para realizar una prueba de hipótesis, arroja cien veces el dado y toma nota de los resultados. Al concluir su experimento, descubre que en el 93% de los casos obtuvo un resultado igual o superior a 4. Existen suficientes evidencias, por lo tanto, para afirmar que su hipótesis es verdadera.

En concreto, el procedimiento que da forma a cualquier prueba de hipótesis tenemos que exponer que se acomete siguiendo estos pasos fundamentales: planteamiento de la hipótesis nula y de la alternativa, selección de nivel de significancia, identificación del pertinente estadístico de prueba, establecimiento de la regla de decisión, toma de la muestra y decisión en base a los resultados.

Cuando se lleva a cabo la mencionada prueba dentro del ámbito de la estadística, hay que tener en cuenta que se pueden dar dos resultados fundamentalmente:
-Error I, la hipótesis establecida como nula resulta verdadera y, por tanto, se rechaza.
-Error II, la hipótesis nula es falsa y, por consiguiente, se acepta como consecuencia de lo que es el contraste. La probabilidad de que tenga lugar este tipo de error dependerá de lo que es el verdadero valor del parámetro en cuestión.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de prueba de hipótesis (https://definicion.de/prueba-de-hipotesis/)