Definición de

Six sigma

Six sigma es la denominación de un método que apunta a lograr una mejora en los procesos que se llevan a cabo en una organización. Se trata de una estrategia que apunta a la optimización de la producción y la calidad.

La denominación de six sigma está asociada al uso de herramientas estadísticas. Se llama sigma a la desviación estándar que refleja la variabilidad de algo: que un proceso alcance un rango de efectividad dentro de los seis sigma (o six sigma, en inglés) supone que la variación resulta acotada, lo que a su vez revela que el proceso es casi perfecto porque la gran mayoría de los resultados se enmarcan en el rango deseado.

Seis sigma

El método six sigma busca propiciar un proceso de mejora continua.

Si tienes poco tiempo, revisa el índice o el resumen con los puntos clave.

Características del six sigma

El six sigma es una estrategia que consiste en la revisión de procesos para detectar y reducir los defectos. De este modo se propicia una mejora continua ya que se minimiza la variabilidad de los procesos en cuestión.

En este punto es importante indicar que se llama defecto a un evento que lleva a que un comprador o usuario no quede satisfecho con el producto o servicio. Por consiguiente, corregir los defectos incrementa la satisfacción del cliente.

Se menciona al ingeniero estadounidense Bill Smith como el creador del six sigma en el marco de su trabajo en Motorola. Luego el método fue adoptado por General Electric y poco a poco se fue expandiendo a otras compañías.

La gestión de proyectos según la estrategia six sigma supone el desarrollo de un análisis estadístico que contribuye al control de calidad y a la estabilidad del proceso. A partir del análisis de datos, se pueden aplicar medidas para lograr una mejora de la productividad, la reducción de desperdicios y una mayor eficiencia operacional, por ejemplo.

La métrica que suele emplearse como parámetro son los defectos por millón de oportunidades (DPMO), que refleja la cantidad de defectos por unidad producida en el proceso. Aunque se apunte a un resultado de cero defectos como ideal, la metodología six sigma pretende que la variabilidad se mantenga en márgenes mínimos.

Producción

Al contribuir a la corrección de defectos, el six sigma reduce la variabilidad del proceso.

Sus etapas

La implantación de six sigma requiere del desarrollo de seis etapas. La primera consiste en definir las necesidades de los clientes, los alcances del proyecto y los criterios de calidad.

Luego debe realizarse una medición del desempeño de los procesos que ya se están llevando a cabo, recurriendo a indicadores precisos y objetivos. El siguiente paso consiste en el análisis de los datos recabados, una tarea imprescindible para la identificación de los defectos, la variabilidad y las posibilidades de mejora.

La cuarta fase se basa en la aplicación de medidas para realizar las correcciones del caso y lograr la optimización. Por último, llega la etapa del control y el monitoreo de los resultados.

Informe

Evaluar las métricas de desempeño es clave para la exitosa implementación del paradigma six sigma.

Metodologías de six sigma

En el marco de la cultura six sigma se pueden apelar a distintas metodologías. Estos procedimientos o técnicas proponen diferentes alternativas para propiciar las mejoras:

  • DMAIC (Definir, Medir, Analizar, Mejorar, Controlar): Esta es la metodología más usada para el mejoramiento de los procesos que ya se vienen realizando. Por eso sus pasos coinciden con las etapas del six sigma en general.
  • DMAVD (Definir, Medir, Analizar, Verificar, Diseñar): También está dirigido a la mejora de los procesos en marcha, aunque contempla el diseño de nuevas soluciones que se añaden al trabajo.
  • IDOV (Identificar, Diseñar, Optimizar, Verificar): Centrada específicamente en la optimización del rendimiento.
  • DMADV (Definir, Medir, Analizar, Diseñar, Verificar): A diferencia de las demás metodologías, se orienta al diseño y la implementación de nuevos procesos, buscando que las exigencias del cliente sean satisfechas desde el inicio.

Los cinturones

Los cinturones (belts) de distintos colores son reconocimientos que funcionan a modo de certificación six sigma. La lógica es la misma que en las artes marciales: a medida que se adquieren conocimientos y se avanza en la formación, se alcanzan cinturones de distintos colores.

El cinturón blanco (white belt) es aquel que tienen quienes solo poseen conocimientos elementales sobre six sigma y pueden participar de proyectos, pero no dirigirlos ni diseñar estrategias. Quienes disponen de una capacitación formal básica llegan al cinturón amarillo (yellow belt) y pueden asistir a las categorías más altas a resolver problemáticas, además de aportar a las estrategias.

El cinturón verde (green belt) marca que la persona está preparada para la elaboración de estrategias y para la puesta en marcha de técnicas propias. Al obtener el cinturón negro (black belt), el individuo ya puede gestionar proyectos de todo tipo de complejidad, implementando modificaciones a gran escala con incidencia directa en los resultados del negocio.

Existe una distinción adicional: cinturón negro de maestro (master black belt), que refleja la comprensión más alta del sistema six sigma. A aquel que dirige el proyecto y lidera al equipo de trabajo, por otro lado, se lo menciona como campeón (champion).

Es importante tener en cuenta que no hay un estándar único ni una institución oficial o autorizada a reconocer las competencias six sigma.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 16 de febrero de 2024. Six sigma - Qué es, características, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/six-sigma/
Buscar otra definición
x