Definición de sustrato

El sustrato es un estrato que subyace a otro y sobre el cual está en condiciones de ejercer algún tipo de influencia. La noción de estrato, por otra parte, hace referencia a una capa o nivel de algo, o al conjunto de elementos que se integra con otros previos para la formación de una entidad.

Sustrato

Para la ecología, el sustrato es la parte del biotopo (área de condiciones ambientales uniformes) donde ciertos seres vivos desarrollan sus funciones vitales y se relacionan entre sí.

En la biología, el concepto de sustrato está vinculado a la superficie en la que vive un animal o una planta, que está formada tanto por factores bióticos como abióticos.

El sustrato también puede ser una especie química que se considera como objeto de la acción de uno o más reactivos; por ejemplo, un compuesto transformado por la acción de un catalizador.

La bioquímica sostiene que un sustrato es una molécula sobre la cual actúa una enzima. Dicho de otra forma, las enzimas se encargan de catalizar las reacciones químicas que involucran a un sustrato. La unión entre la enzima y el sustrato forma un complejo.

El sustrato lingüístico, por último, se refiere a las influencias gramaticales, léxicas y fonéticas que una lengua ejerce sobre otra. Estas influencias son frecuentes cuando un pueblo es conquistado o invadido por otro y la lengua hablada originalmente en dicho lugar influye en la lengua que la sustituye. El fenómeno contrario se denomina como superestrato.

SustratoPara entender el concepto de sustrato lingüístico se suele citar el dominio de los romanos sobre la península ibérica, que tuvo como consecuencia que desaparecieran las lenguas indígenas del territorio, salvo por el vasco. A pesar de esto, son numerosas las características que han quedado como sustrato en el español; algunos estudiosos creen que el rechazo por parte de la lengua vasca hacia la pronunciación de la “f” fue la responsable de la desaparición de dicha inicial de origen latino, la cual atravesó una evolución que la llevó a una “h” (formica se transformó en hormiga), en principio aspirada y, finalmente, muda.

Resulta muy interesante la diversidad que presenta la evolución del latín en las regiones de la Europa latina, entre las cuales se encuentran la actual España, Italia, Rumanía, Francia y Portugal. Para explicar dicho fenómeno, la filología románica se apoya en la teoría del sustrato lingüístico, ya que todos estos territorios tenían sus propias lenguas antes de la conquista, y eran todas diferentes entre sí.

La teoría dice que cuando el latín se impuso como segundo idioma, cada pueblo lo aprendió haciendo uso de las herramientas fonéticas y gramaticales propias de su lengua original, generalmente distintas de las latinas, razón por la cual parte de ésta prevalecía por sobre la nueva. Si bien se trata de un razonamiento aceptable, es incompleto, ya que no se encuentran suficientes características de los idiomas originales en sus versiones del latín.

Algo similar ocurre con el castellano en el continente americano, ya que no existe un fuerte lazo entre las lenguas aborígenes de América y las diferentes formas que el español ha cobrado desde la conquista. Con frecuencia, se trata de unos pocos términos que sus habitantes han tomado prestados, y no de una importante diferencia fonética. Del mismo modo, no es posible explicar las diferencias gramaticales y sintácticas a partir de esta teoría.

Una vez analizadas las cuestiones técnicas de la lengua original y de la impuesta, y las influencias de la primera sobre la última, con las consiguientes diferencias entre los distintos territorios conquistados por una misma nación, es necesario estudiar la importancia que cada cultura da a su idioma, las necesidades que satisfacen a través de su uso, su modo de pensar y sentir las palabras y los conceptos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2010.
Definicion.de: Definición de sustrato (https://definicion.de/sustrato/)