Definición de tensión superficial

Antes de proceder a desentrañar el significado del término tensión superficial, lo que vamos a hacer es conocer el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma. En este sentido, podemos determinar que ambas derivan del latín:
-Tensión procede de “tensio”, que significa “acción y efecto de encontrarse estirado”. Hay que subrayar además que es fruto de la suma de dos componentes latinos: el adjetivo “tensus”, que puede traducirse como “estirado”, y el sufijo “-cion”, que se utiliza para indicar lo que es la citada “acción y efecto”.
-Superficial, por otra parte, proviene de “superficialis”, que puede traducirse como “lo equivalente a la superficie”. En su caso es un término compuesto de tres partes: el prefijo “super-”, que se emplea para indicar “sobre”; el sustantivo “facies”, que es sinónimo de “rostro”; y el sufijo “-al”, que se usa para indicar “relativo a”.

Tensión superficial

Entre los múltiples significados de tensión, podemos mencionar su acepción como la situación en la que se encuentra un cuerpo que está bajo la influencia de fuerzas que resultan opuestas, las cuales ejercen una cierta atracción sobre él. Superficial, por su parte, es aquello relacionado con la superficie: la apariencia exterior, el límite o la capa superior de algo.

El concepto de tensión superficial se emplea en el ámbito de la física para hacer referencia a la cantidad de energía que se requiere para incrementar la superficie de un líquido por unidad de área. Dicha energía se necesita ya que los líquidos ejercen una resistencia a la hora de incrementar la superficie.

La tensión superficial surge por las fuerzas que actúan cohesionando las moléculas de los líquidos. Dichas fuerzas no son iguales en la superficie y en el interior del líquido, aunque en promedio terminan anulándose. Como las moléculas de la superficie tienen más energía, el sistema tiende a minimizar el total de energía a partir de una reducción de las moléculas superficiales; de este modo, el área del líquido se reduce al mínimo.

Una de las propiedades de la tensión superficial indica que, a medida que el líquido tenga mayores fuerzas de cohesión, contará con una tensión superficial mayor. De todas maneras, hay que tener en cuenta que la tensión superficial está vinculada a la temperatura, el medio y la naturaleza del líquido.

Podemos entender la tensión superficial como una especie de membrana elástica que dificulta “ingresar” al líquido. Por este fenómeno, algunos insectos tienen la posibilidad de posarse sobre el agua sin que se hundan.

Además de todo lo indicado, no podemos pasar por alto que existen diversas mediciones de lo que es la tensión superficial que posee un líquido. No obstante, una de las más generalizadas y usadas es el conocido como método Du Nouy, que se acomete haciendo uso de dos “herramientas” importantes como son una lámina del líquido en cuestión y un anillo de aluminio. Partiendo de esos elementos se procede a realizar el cálculo teniendo en cuenta parámetros tales como la fuerza o el diámetro que posee el mencionado anillo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de tensión superficial (https://definicion.de/tension-superficial/)

Definiciones Relacionadas