Definición de tormenta eléctrica

El concepto de tormenta se utiliza para identificar a una perturbación producida a nivel atmosférico que se desarrolla de manera violenta y que conjuga vientos y precipitaciones. Su origen está en el choque de masas de aire con temperaturas distintas, lo que provoca la formación de nubes y quiebra la estabilidad del ambiente.

Tormenta eléctrica

Eléctrico, por otra parte, es aquello que guarda relación o pertenece a la electricidad. Este término hace referencia a las propiedades físicas de atracción o repulsión que se advierten en partes de una misma materia. El concepto también señala la modalidad de energía basada en esta propiedad física.

Estas definiciones nos permiten comprender la noción de tormenta eléctrica. Según se ha establecido, se trata de uno de los tantos fenómenos meteorológicos que suceden en el planeta, aunque en este caso hay particularidades, como la observación de rayos y el desarrollo de truenos cuya intensidad puede variar en cada oportunidad.

Cabe resaltar que las tormentas eléctricas se desencadenan cuando hay nubes de tipo cumulonimbus. Si bien generalmente estas tormentas aparecen acompañadas por fuertes vientos y lluvias, también pueden producirse rayos y truenos sin precipitaciones.

La tormenta eléctrica tiene lugar cuando el aire caliente se eleva a gran velocidad y se encuentra con aire frío a temperatura por debajo del punto de rocío, lo que libera el calor latente y produce la tormenta. Los rayos se generan cuando desde nubes altas se desprenden partículas heladas con destino a la superficie terrestre, liberando energía por la existencia de distintas cargas en las partículas.

A lo largo del período que dura una tormenta común, se suelen apreciar tres fases claramente diferenciadas, que duran aproximadamente entre un cuarto de hora y treinta minutos. Estas etapas son:

* su nacimiento: durante esta etapa, también llamada de “cumulus”, las masas de humedad se elevan hacia la atmósfera. La causa de este fenómeno puede ser el calentamiento provocado por el sol en el suelo y su consecuente producción de columnas térmicas, la convergencia de dos vientos que empujen el aire hacia arriba o bien la presencia de corrientes ventosas ascendiendo por un terreno inclinado. La humedad se convierte rápidamente en gotas de agua debido a las temperaturas inferiores que encuentra en las alturas y así se crean los cumulonimbus. A medida que el vapor de agua se condensa y se hace líquido, se libera calor en el aire, disminuyendo su densidad con respecto al aire seco que lo rodea y haciendo que tienda a elevarse (a través del proceso de convección), lo cual crea una zona de baja presión debajo de la región en la que se forma la tormenta.

* su madurez: el aire cálido continúa elevándose hasta que se encuentra con aire a una temperatura mayor y no puede seguir, lo cual lo fuerza a esparcirse en todas direcciones. En este momento se forma un tipo de nube conocido como cumulonimbus incus. Las pequeñas gotas de agua se fusionan y se convierten en pesadas partículas de hielo, las cuales se derriten al caer, cobrando el aspecto de gotas de lluvia que todos conocemos. Es común que durante esta fase se produzcan importantes turbulencias en el interior del sistema de la tormenta, lo cual se manifiesta como fuertes vientos, impactantes relámpagos y, en algunos casos, tornados.

* su disipación: la corriente descendente sale despedida hacia el suelo y, al golpearlo, se esparce. El aire frío que llega a la Tierra interrumpe la afluencia de la corriente ascendente, causando que la tormenta se disipe. Si las condiciones atmosféricas no favorecen el desarrollo supercelular, entonces la fase se presenta poco tiempo después de iniciada la tormenta, entre 20 y 30 minutos más tarde.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2011. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de tormenta eléctrica (https://definicion.de/tormenta-electrica/)
Top