Definición de alacrán

Con origen etimológico en el idioma árabe, alacrán es un término que alude a una orden de arácnidos cuyos integrantes se caracterizan por disponer de una cola que finaliza en un aguijón venenoso.

Alacrán

También conocidos como escorpiones, los alacranes se reparten en más de mil especies de distintos tamaños, que pueden medir desde menos de diez milímetros hasta más de veinte centímetros. En todos los casos, el cuerpo de estos animales se divide en dos sectores conocidos como tagmas: el opistosoma y el prosoma, equivalentes al abdomen y al tronco.

Los alacranes pueden encontrarse en casi todo el planeta, habitando en múltiples regiones, como desiertos, bosques, sabanas y costas. Hay especies que tienen su hábitat bajo tierra y otras que se instalan en los árboles.

Un alacrán, de acuerdo a su especie, puede alimentarse de otros arácnidos, insectos, lagartos o pequeños mamíferos. Además puede convertirse en presa de serpientes, aves y otros animales. Su mecanismo de ataque y de defensa más importante es el aguijón venenoso que se encuentra en el final de su cola: a diferencia de la creencia popular, solo unas pocas especies de alacrán pueden llegar a causar la muerte de un ser humano.

Debido a esta condición venenosa del alacrán, se suele llamar con la denominación de este animal a los sujetos que evidencian intenciones malintencionadas. Por ejemplo: “Ten cuidado con Esteban, es un alacrán que siempre está molestando y agrediendo a los demás”.

Alacrán, por último, es el nombre de un famoso personaje del humorista argentino Rodolfo Samsó.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de alacrán (http://definicion.de/alacran/)