Definición de albedo

El vocablo latino albēdo, que puede traducirse como “blancura”, llegó al castellano como albedo. En el terreno de la física, se llama albedo a la relación que existe entre la energía luminosa difundida por una superficie a través de la reflexión y la energía incidente.

Albedo

Dicho de otro modo, el albedo revela qué nivel de radiación refleja una superficie en comparación a la radiación total que recibe. El albedo, por lo tanto, se indica en términos porcentuales.

De acuerdo a los especialistas, el planeta Tierra tiene un albedo medio cercano al 38% respecto a la radiación solar. En las superficies claras, el albedo es más elevado que en las superficies más oscuras.

Mientras que la nieve tiene un albedo del 86% (es decir, refleja el 86% de la luz que recibe), los desiertos se ubican en torno al 21%, los bosques llegan al 8% y los mares apenas alcanzan entre el 5% y el 10%. Esto quiere decir que una superficie cubierta de nieve refleja mucha más luz que un océano.

Cuando el albedo es alto, la temperatura en el planeta tiende a descender debido a que la radiación del sol, en su mayor parte, no es absorbida, sino reflejada. En cambio, si el albedo es bajo, el planeta se calienta: el porcentaje de radiación solar que absorbe la superficie es muy alto.

Otros usos de la noción de albedo se encuentran en la botánica (así se denomina a un cierto sector del mesocarpo de las frutas) y en la alquimia (el albedo es una de las etapas de la transmutación que permite convertir una sustancia en oro).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de albedo (http://definicion.de/albedo/)