Definición de anegamiento

Se conoce como anegamiento al acto y el resultado de anegarse o anegar. Este verbo, por su parte, alude a rellenar, tapar o colmar con agua. Un anegamiento, por lo tanto, es una inundación.

Anegamiento

El concepto suele emplearse con referencia a lo que sucede cuando un cuerpo de agua inunda un lugar e impide o dificulta acceder a éste. Supongamos que, en un pueblo, llueve de manera intensa durante tres jornadas consecutivas. Estas precipitaciones hacen que un río que atraviesa la localidad se desborde, generando un anegamiento. La situación lleva a que la gente deba abandonar temporalmente sus viviendas porque el agua cubre las calles e ingresa a las casas, poniendo en riesgo a todos los habitantes del pueblo.

El anegamiento también puede afectar a un camino: una calle, una avenida, una carretera o ruta, etc. Una calle de tierra, en el marco de un temporal, puede quedar anegada e impedir la circulación de vehículos.

Aunque en el lenguaje coloquial las nociones de anegamiento e inundación se utilizan como sinónimos, la geología distingue entre ambas ideas. Un anegamiento se produce cuando un terreno no consigue drenar el agua y la retiene. Una inundación, en cambio, se debe a un curso de agua ya existente que se desborda. El anegamiento, por otra parte, también puede producirse por una subida del agua subterránea (es decir, por un incremento del nivel freático).

En un campo, el anegamiento provoca diferentes daños al suelo. Entre las consecuencias más habituales se encuentra el desarrollo de salinización (se acumula sal) y la falta de oxígeno para las raíces de las plantas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de anegamiento (http://definicion.de/anegamiento/)