Definición de apoteosis

Apoteosis es un término que deriva del latín apotheōsis y que encuentra su origen más remoto en un vocablo griego que puede traducirse como “deificación”. El concepto puede referirse a la concesión de la dignidad de los dioses a los héroes.

Apoteosis

La apoteosis consistía, en el mundo antiguo, en una ceremonia que investía a algún mortal (como un emperador u otro monarca) con características divinas. Esto suponía que aquellos hombres virtuosos, tras su muerte, ascendían a una categoría propia de los dioses. Es importante señalar que en muchas culturas también se practicaba la apoteosis con las figuras que gobernaban, reyes, reinas, príncipes y princesas a quienes se deseaba recordar por algún tipo de acción memorable realizada durante su mandato.

Los griegos, por ejemplo, no sólo ofrecían funerales solemnes y majestuosos a los grandes hombres de su tiempo, sino que también los elevaban y les rendían honores divinos a través de la apoteosis.

Principio y fin de los rituales de apoteosis

Este tipo de ceremonias tienen su origen en la Antigua Grecia y han sido heredados por otras culturas, como la romana. No obstante en el caso de los griegos la deidad al héroe le era concedida a través de un oráculo, mientras que los romanos lo hacían a través de un decreto del senado.

ApoteosisExistía a su vez una extrema relación entre las figuras adoradas y las constelación; a tal punto que se creía que cuando una de ellas fallecía pasaba a ocupar un lugar en el firmamento. Cuando murió Julio César, por ejemplo, tuvo lugar un acontecimiento paradójico; en el momento en que él era asesinado un nuevo cometa circulaba en el cielo, la stella crinita. Esto dio todavía más fuerte a la ya creencia del pueblo de la deidad de este hombre que les había sido arrebatado. La fe del pueblo se vio aseverada por las evidencias y la apoteosis adquirió una fuerza irrevocable. A partir de César, el resto de los emperadores que le sucedieron fueron colocados de forma automática en un pedestal, considerados dioses para el pueblo.

Cuando se instaura el cristianismo y consigue un amplio número de adeptos, se pone en duda la divinidad de estos personajes públicos; de pronto pareció como que el pueblo dejara de creer en que pudieran existir criaturas humanas con poderes sobrenaturales. No obstante, lo que ocurrió fue que el poder y el respeto comenzó a ser depositado en obispos y santos y no ya en los que gobernaban las regiones.

Acepciones del término en la actualidad

La noción, en la actualidad y por extensión de este significado clásico, se utiliza para nombrar al ensalzamiento exagerado o la adulación de una persona: “La apoteosis del cantante en su tierra natal se hizo evidente a partir de la última serie de conciertos que ofreció en el teatro local”, “La verdad es que tengo los pies sobre la tierra y no creo en ninguna apoteosis, más allá de las buenas intenciones de la gente”, “Algunos funcionarios celebran la apoteosis de sus superiores con la intención de lograr un ascenso”.

Cabe mencionar que al día de hoy el término apoteosis se utiliza para referirse a una manifestación de gran entusiasmo que tiene lugar en algún momento de un evento, una celebración u otro tipo de acto colectivo. Les dejamos dos ejemplos representativos de este último caso: “Con el último gol del delantero, llegó la apoteosis”, “El público gritaba y aplaudía en medio de la apoteosis”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2012. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de apoteosis (http://definicion.de/apoteosis/)