Definición de ballesta

La etimología de ballesta nos remite al vocablo latino ballista, que proviene del griego bállein. Se denomina ballesta a un arma que permite lanzar diferentes clases de proyectiles gracias a que cuenta con un arco y una cuerda. El concepto también se usa para nombrar a la máquina que, en la antigüedad, se utilizaba con el mismo fin.

Ballesta

Las ballestas disponen de una base recta, sobre la cual se instala un arco. Este arco tiene una cuerda que permite impulsar los proyectiles, que pueden ser flechas, piedras, etc. Mientras que tiempo atrás la ballesta era un arma importante en las guerras, actualmente se emplea de modo recreativo para cazar o para practicar tiro al blanco.

Los orígenes de la ballesta se remontan varios siglos antes de Cristo: en “El arte de la guerra” de Sun Tzu ya aparecen menciones a esta arma. En el mundo occidental comenzó a popularizarse en el siglo X.

Entre las ventajas que brinda la ballesta frente a otras armas, los expertos destacan que no hace falta tener demasiada precisión par acertar en el blanco. También se destaca que es posible disparar una ballesta montado a caballo, de pie o incluso acostado. Entre los puntos en contra, aparece la dificultad de recarga: una vez que ya se arrojó un proyectil, se necesita un cierto tiempo y esfuerzo para disparar nuevamente.

Ballesta, por otra parte, es la denominación coloquial de Helleborus foetidus, una planta que forma parte del grupo familiar de las ranunculáceas. Se trata de una especie tóxica que se usaba para envenenar flechas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de ballesta (http://definicion.de/ballesta/)