Definición de medicina

El término medicina proviene del latín medicīna y hace referencia a la ciencia que permite prevenir y curar las enfermedades del cuerpo humano. Medicina también se utiliza como sinónimo de medicamento (del latín medicamentum), que es la sustancia que permite prevenir, aliviar o curar las enfermedades o sus secuelas.

Médico

La medicina, junto a la farmacia, la enfermería y otras disciplinas, forman el grupo de las ciencias de la salud, dedicadas al diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las enfermedades.

Para ejercer la medicina, es necesario cursar estudios que permiten obtener el grado necesario y la habilitación correspondiente. De esta forma, el médico o doctor recibido está en condiciones de convertirse en un agente de salud en el proceso sanitario, estableciendo una relación con el agente pasivo (el paciente, que es la persona enferma o que busca cuidar su salud).

Existen numerosas especialidades dentro de la medicina, de acuerdo a la parte del cuerpo a la que se dedican, a los tipos de enfermedades o a otros factores que permiten establecer la clasificación. La cardiología, por ejemplo, se encarga de las afecciones del corazón y del aparato circulatorio.

De la misma forma tampoco hay que olvidar otras ramas o especialidades igualmente significativas como sería el caso, por ejemplo, de la neurocirugía. La misma es aquella que tiene como objeto de estudio y trabajo lo que es el sistema nervioso, tanto central como vegetativo o periférico.

Igualmente importante es también la oftalmología, que es la especialidad dentro de la Medicina que se encarga de llevar a cabo el estudio de todas y cada una de las enfermedades y patologías que afectan a lo que es el globo ocular. No obstante también se centra en lo que es el lagrimal o el sistema de musculatura que tienen los ojos.

La reumatología, por su parte, es la rama que se centra básicamente en lo que es el tejido conectivo y el aparato locomotor. De esta manera, trabaja tratando las distintas enfermedades que afectan a ambas áreas como pueden ser, por ejemplo, la artrosis, la artritis, la esclerosis, la vasculitis, la lumbalgia o la osteoporosis, entre otras.

Asimismo, tampoco podemos pasar por alto la existencia de otras especialidades dentro de la Medicina como sería el caso de la psiquiatría, la toxicología, la urología, la medicina deportiva o la medicina forense. Una rama esta última que es la que se encarga de examinar un cadáver para determinar las causas de su muerte aunque es cierto que sus profesionales también llevan a cabo lo que es el estudio de una persona para establecer el origen y gravedad de sus lesiones.

La dermatología es la especialidad médica que se centra en el cuidado y las enfermedades de la piel. La traumatología, por su parte, se dedica a las lesiones traumáticas de la columna y las extremidades que afectan a los huesos, los ligamentos, las articulaciones, los músculos y los tendones.

Hay otras especialidades que surgen de acuerdo a la edad del paciente, como la pediatría (dedicada a los niños) y la geriatría (centrada en los ancianos).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de medicina (http://definicion.de/medicina/)