Definición de propiedad física

En el latín. En esta lengua es donde podemos decir que se encuentra el origen de las dos palabras que le dan forma al término propiedad física que, a continuación, vamos a analizar para descubrir su significado:
-Propiedad deriva de “proprietas”, que puede traducirse como “cualidad de ser para uno mismo”. Está compuesta del prefijo “pro-”, que es sinónimo de “hacia adelante”; el adjetivo “privus”, que es equivalente a “de uno solo”; y el sufijo “-tas”, que se usa para indicar “cualidad”.
-Física, por otro lado, viene de “Physica”, que antiguamente se utilizaba para referirse a lo que eran las Ciencias Naturales. Se le dio forma basándose en el término griego “physikos”, que es sinónimo de “relativo a la Naturaleza”.

Propiedad física

Propiedad es un concepto con varios usos. Puede emplearse para nombrar a una cualidad, una característica o una facultad. Lo físico, por su parte, se vincula a la materia y a aquello de naturaleza corporal.

Las propiedades físicas son aquellas cualidades que son mensurables en un sistema físico. Dichas mediciones se reflejan a través de valores, que pueden compararse con un cierto patrón. Puede decirse, por lo tanto, que las propiedades físicas son magnitudes de volumen, área, longitud, etc.

Tomemos el caso de un puente. Dicha obra de infraestructura tiene diferentes propiedades físicas. Puede tratarse de un puente que mide 220 metros: esto quiere decir que su longitud tiene dicha extensión. El puente, por otra parte, puede tener un peso 3.000 kilogramos. En este caso, el dato refiere a la propiedad física de su masa.

De la misma manera, podemos proceder a determinar que el agua tiene una serie de propiedades físicas importantes que le caracterizan e identifican. En concreto, entre las mismas se encuentran las siguientes:
-Es incolora.
-Es insípida.
-Su punto de congelación es de 0º C y su punto de ebullición es 100º C.
-No tiene olor.
-Se puede presentar en tres estados físicos diferentes: líquido, sólido o gaseoso.

Respecto al suelo, también podemos decir que cuenta con sus propias propiedades físicas. En concreto, estas variarán según el tipo de suelo que sea y girarán en torno a aspectos tales como la densidad, su porosidad, la consistencia, el color, la textura, la profundidad e incluso la estructura.

Un ser humano también tiene diversas propiedades físicas. Si sabemos que un hombre mide 1,85 metros y pesa 98 kilogramos, disponemos de dicha información referente a su físico. Lo mismo ocurre si conocemos que una mujer mide 1,65 metros y tiene un peso de 60 kilos.

Conocer las propiedades físicas de algo o de alguien puede ser imprescindible en ciertos contextos. Si retomamos el ejemplo del puente, las propiedades físicas permiten saber qué tipos de materiales deben emplearse en su construcción y en qué cantidades para que la estructura sea resistente. En el caso de las personas, las propiedades físicas pueden servir como indicadores para conocer algunos aspectos del estado de salud (un sujeto que mide 2 metros y pesa 50 kilos presentará un cierto grado de desnutrición).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de propiedad física (http://definicion.de/propiedad-fisica/)