Definición de razonamiento moral

Se conoce como moral al conjunto de valores, pensamientos y hábitos de un individuo o de una comunidad. Estas creencias actúan como una guía que marca cómo actuar. Dicho de otro modo: la moral indica qué está bien y qué está mal.

Razonamiento moral

Razonamiento, por otra parte, es el proceso y el resultado de razonar (la actividad mental que se lleva a cabo para generar, estructurar y ordenar pensamientos que permiten arribar a una conclusión).

En base a estas afirmaciones, podemos sostener que un razonamiento moral es un proceso mental que permite a una persona juzgar el valor de las cosas, para así determinar lo correcto y lo incorrecto. Este razonamiento implica un cuestionamiento acerca de la esencia y las consecuencias de las acciones.

El razonamiento moral empieza a desarrollarse en la niñez, a partir de los 5 años de edad aproximadamente. Hasta ese momento, los pequeños no tienen conciencia acerca de las reglas y no comprenden qué es lo correcto. A medida de que se desarrollan y van avanzando en el proceso de la maduración, los niños adquieren nociones acerca de la justicia y comienzan a instaurar criterios morales.

Supongamos que a un hombre le ofrecen una gran suma de dinero a cambio de vender ropa falsificada en la vía pública. Más allá del plano legal (vender ropa falsificada es un delito), la persona en cuestión podría desarrollar un razonamiento moral y llegar a la conclusión de que, con su accionar, perjudicaría a los fabricantes y distribuidores que trabajan honestamente. De este modo, determinaría que su conducta sería dañina e incorrecta, por lo que su moral lo llevaría a rechazar la propuesta.

Niveles y estadios

Razonamiento moralSegún Lawrence Kohlberg, un influyente psicólogo norteamericano del siglo XX, los seres humanos presentamos un desarrollo moral que se extiende a lo largo de tres niveles, cada uno de los cuales se divide en dos estadios, según se expone a continuación:

Nivel Preconvencional

Las normas representan una realidad externa y las respetamos tomando en cuenta las consecuencias, que pueden ser premios o castigos, o bien si quien las establece tiene más poder que nosotros y nos impone su cumplimiento.

* Obediencia y miedo al castigo

No existe autonomía, sino heteronomía (los agentes que establecen qué se puede hacer son externos). Si bien se espera que este estadio acabe con la infancia, ciertos delincuentes que solamente se frenan ante el miedo también lo presentan.

* Favorecer los intereses propios

En el camino hacia un razonamiento moral desarrollado, pasamos también por esta fase en la cual asumimos las normas siempre que nos convenga. Tanto es así que nos parece correcto que las demás personas hagan lo mismo con respecto a sus propios intereses. Esta forma egoísta de vivir, propia de los niños, también se aprecia en los adultos que aceptan cualquier comportamiento mientras que no le genere molestias, o que solamente respetan a aquellos que los respetan.

Nivel convencional

Tiene lugar cuando comenzamos a identificarnos con un grupo y deseamos cumplir sus expectativas.

* Expectativas interpersonales

El miedo al castigo y los intereses propios se engloban en las expectativas de nuestro entorno. Necesitamos agradar a los demás, que nos acepten y nos quieran; cualquier acción que nos dé este resultado representa lo correcto.

* Normas sociales establecidas

Somos leales con las instituciones sociales vigentes. Cumplimos las normas que establece la sociedad para generar un bien común. Nuestro razonamiento moral nos lleva a querer actuar de manera responsable y comprometida. Este estadio solemos alcanzarlo una vez superamos la adolescencia por completo.

Nivel posconvencional

Llega cuando comprendemos y aceptamos los principios morales generales que dan lugar a las normas. Los principios que escogemos a nivel racional tienen más peso que las normas.

* Derechos prioritarios y contrato social

Nos abrimos al mundo, reconocemos que todos tenemos los mismos derechos y que éstos trascienden las convenciones y las instituciones. Por ello, cuestionamos los valores y las normas preestablecidas.

* Principios éticos universales

Entendemos que hay ciertos principios que debemos seguir por encima de las instituciones y las obligaciones que impone la ley. El compromiso con la moral es muy profundo y podemos llegar a realizar actos de gran valentía para defender nuestras ideas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de razonamiento moral (http://definicion.de/razonamiento-moral/)