Definición de xenobiótico

La noción de xenobiótico se forma a partir de dos vocablos griegos: xeno (que puede traducirse como “extraño”) y bio (vinculado a la “vida”). El concepto, de este modo, alude a aquellos compuestos que disponen de una estructura química que no existe en la naturaleza, sino que ha sido desarrollada por el hombre en un laboratorio.

Xenobiótico

Los xenobióticos, por lo tanto, son compuestos sintéticos. Puede decirse que son productos químicos que fabrica el ser humano con distintos fines: puede tratarse desde pesticidas hasta fármacos empleados con fines terapéuticos. En definitiva, los xenobióticos son compuestos químicos que no pertenecen a la composición natural de los organismos vivientes.

Aunque los xenobióticos pueden degradarse a través de la oxidación o de la radiación solar, por ejemplo, sus características poco frecuentes hacen que, en algunos casos, se mantengan inalterables durante periodos muy extensos. Por eso, ante la imposibilidad de biodegradarse, muchos xenobióticos son altamente contaminantes.

Es importante tener en cuenta que los xenobióticos suelen generar consecuencias en los seres vivos, más allá de los diferentes niveles de toxicidad que puedan llegar a presentar.

Ciertos xenobióticos, como drogas utilizadas a nivel veterinario o pesticidas, pueden aparecer en la producción de determinados alimentos. Se trata, en este caso, de contaminantes que afectan la leche y otros productos y cuya eliminación por acción industrial muchas veces no resulta posible. Por eso es habitual que los Estados fijen normativas para limitar la presencia de residuos en los alimentos, impidiendo la comercialización cuando se superan ciertas marcas. Además se establecen controles en las primeras etapas de la producción.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de xenobiótico (http://definicion.de/xenobiotico/)

Definiciones Relacionadas