Definición de fungicida

Un fungicida es un producto con la capacidad de eliminar hongos. El término, de hecho, procede del vocablo latino fungus, que se traduce justamente como “hongo”.

Fungicida

Para comprender qué es un fungicida, por lo tanto, primero debemos saber que un hongo es un ser vivo. Se trata de un organismo heterótrofo, que no puede generar materia orgánica partiendo de sustancias inorgánicas. Por eso, como los animales, necesita alimentarse de otros seres vivos. En el caso los hongos, son parásitos cuya reproducción se realiza mediante esporas.

Muchos hongos resultan perjudiciales para los seres humanos, los animales y/o las plantas. Para combatirlos, existen los fungicidas. Esas sustancias, que tienen un cierto grado de toxicidad, pueden aplicarse a través de impregnación, pulverizado, rociado u otras técnicas.

Los fungicidas se utilizan con frecuencia en el ámbito de la agricultura para proteger los cultivos. Cuando se aplican fungicidas sobre las hojas, las flores, los frutos o las semillas, por ejemplo, se puede prevenir o eliminar el tizón, la roya o los mohos, entre muchos otros hongos. Un fungicida de uso habitual es el caldo bordolés, que combina cal hidratada y sulfato de cobre.

Si el fungicida se aplica antes de la llegada de las esporas, con el objetivo de impedir la germinación de las mismas, se habla de fungicida protector. En cambio, cuando el producto apunta a matar los hongos que ya enfermaron a la planta, se trata de un fungicida sistémico o erradicador.

Más allá de los beneficios de los fungicidas, no se puede dejar de mencionar que su uso excesivo es perjudicial para el organismo afectado por los hongos, ya que puede sufrir una intoxicación.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fungicida (https://definicion.de/fungicida/)

Buscar otra definición