Definición de agotamiento

Para poder conocer el significado del término agotamiento que ahora nos ocupa, es necesario que, en primer lugar, comencemos descubriendo su origen etimológico. En este caso, podemos exponer que se trata de una palabra que deriva del latín, ya que es fruto de la suma de varios componentes de dicha lengua:
-El prefijo “ad-”, que significa “hacia”.
-El sustantivo “gutta”, que es equivalente a “gota”.
-El sufijo “-miento”, que puede traducirse como “resultado”.

Agotamiento

Agotamiento es el acto y la consecuencia de agotar: consumir, gastar o vaciar la totalidad de algo, provocar un cansancio extremo. Por ejemplo: “El entrenador presentó su renuncia aludiendo agotamiento físico y mental”, “Las altas temperaturas pueden provocar agotamiento y deshidratación”, “El agotamiento de los recursos naturales preocupa al gobierno”.

Cuando una persona padece agotamiento, se siente muy cansada: es decir, sin fuerzas para realizar esfuerzos. El agotamiento puede producirse por una actividad física intensa, por la falta de alimentación y descanso o como consecuencia de algún tipo de enfermedad o trastorno de la salud.

Supongamos que un joven se pierde en el bosque y pasa tres días sin comer, bebiendo agua de un río, deambulando y sin descansar correctamente. Cuando finalmente un grupo de rescatistas lo encuentra, el muchacho padece las consecuencias del agotamiento: casi no puede mantenerse en pie. Para recuperarse, deberá alimentarse e hidratarse correctamente y descansar.

Muchas son las circunstancias que pueden llevar a que una persona tenga agotamiento, como puede ser estar preparándose unas oposiciones de manera intensa o llevar adelante un proyecto laboral. En ese caso, empezarán a surgir una serie de síntomas que indicarán que ciertamente está agotada:
-Presentará problemas para descansar de manera adecuada e incluso para poder conciliar el sueño.
-Puede olvidarse de momentos o cosas importantes.
-De la misma manera, puede tener cambios bruscos de estado de ánimo, reflejándose, sobre todo, en un notable mal humor o en mucha irritabilidad.
-Puede tener momentos de bajón, donde no sea capaz de ver nada con claridad y de sentirse muy triste, con únicamente ganas de llorar.

Para poder contrarrestar a esa situación de agotamiento, se considera que lo que se debe hacer es proceder a tomar una serie de medidas:
-Comenzar a priorizar tanto el trabajo como los compromisos personales, familiares o de amistad que se tengan.
-Aprender a decir que no.
-Dedicarse tiempo a uno mismo, tanto a descansar únicamente como a realizar hobbies y aficiones que gusten.

El agotamiento también alude a lo que ocurre cuando se acaba la disponibilidad de algo. Una marca de indumentaria deportiva puede sacar a la venta una edición limitada de cien camisetas de fútbol firmadas por una estrella del Real Madrid. En unos pocos minutos, todas las camisetas son vendidas y, por lo tanto, se agotan. En este caso, el agotamiento alude a que ya no hay camisetas disponibles.

Incluso es posible hacer referencia a un agotamiento moral o espiritual. Un dirigente político que trabaja con honestidad puede sentirse agotado al ver cómo otros políticos, apelando a la corrupción y a la mentira, siempre obtienen más apoyo que él.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de agotamiento (https://definicion.de/agotamiento/)