Definición de alegoría

El concepto de alegoría deriva del latín allegoria y éste, por su parte, de un vocablo de origen griego. La noción permite hacer mención a aquella ficción en la cual una idea, frase, expresión u oración posee un significado distinto al que se expone. De igual manera, se conoce como alegoría a aquellos materiales literarios o creaciones artísticas que poseen carácter alegórico.

Alegoría

Una alegoría puede entenderse, en este sentido, como una temática artística o una figura literaria utilizada para simbolizar una idea abstracta a partir de recursos que permitan representarla, ya sea apelando a individuos, animales u objetos. Por citar un ejemplo: la imagen de una calavera con dos huesos cruzados constituye una alegoría de la piratería. Por otra parte, una mujer ciega con una balanza representa a la justicia.

Cabe resaltar que las alegorías no se limitan a ser figuras literarias solitarias. Muchas veces, son parte de un procedimiento retórico de mayor magnitud, con una estructura de imágenes metafóricas que puede dar origen a obras completas. Así, la alegoría hace posible la transmisión de conocimientos a través de razonamientos por analogía.

En la poesía, este recurso ha sido muy utilizado y en algunos casos abarca la obra completa. El uso de diversas imágenes metafóricas, conectadas de manera orgánica y sutil, puede resultar en la representación de una idea compleja o de una experiencia de la vida real, incitando el razonamiento a través de analogías.

En el ámbito de las bellas artes, una alegoría es una representación de pensamientos abstractos a partir de figuras individuales, grupos de figuras o atributos. El Bosco y Botticelli, por ejemplo, son dos artistas que han creado alegorías de gran reconocimiento público.

También existen esculturas alegóricas, que simbolizan y principalmente personifican ideas abstractas, a través del uso de figuras humanas y su postura, sus gestos y su vestimenta para expresar valores sociales y otros conceptos sin necesidad del uso de la palabra. Este tipo de arte puede encontrarse en obras que datan del siglo XVI. Imágenes como la fama, la victoria, la esperanza y el tiempo, así como las virtudes cristianas, han sido representadas de esta forma.

Por otro lado, los carros alegóricos son un elemento fundamental de carnavales y desfiles. Básicamente, se trata de vehículos cuyos diseños representan las diversas ideas, costumbres, valores propios del evento y sus participantes. Sobre ellos viajan cantidades variables de personas que, por lo general, usan disfraces de acuerdo a la temática, que dan vida a personajes históricos, mitológicos, o que reflejan un sinnúmero de figuras y conceptos.

La construcción de dichos carros requiere de muchísima creatividad y de trabajo en equipo. Por lo general, en el caso de eventos que se repiten todos los años, las personas comienzan el diseño del desfile siguiente apenas finalizado el anterior. Son doce meses de búsqueda de ideas, colores, motivos, así como materiales y métodos para conseguir la solidez necesaria; ciertos recorridos son muy extensos y es importante que el coche se mantenga íntegro de comienzo a fin. Además, debe presentar una o más entradas de fácil acceso, ya que los desfilantes no siempre permanecen sobre el vehículo a lo largo de todo el camino.

Una alegoría amplia es aquella que entiende a la vida bajo las formas de un tablero de ajedrez. Las casillas negras simbolizan a la noche, mientras que las casillas blancas suponen el día. Las personas, por su parte, son apenas piezas con movimientos limitados. Esta alegoría ofrece una visión sobre las situaciones jerárquicas que existen en la sociedad.

Otra, también conocida, compara las vidas de los seres humanos con ríos, intentando plantear que, si bien todos tienen cursos y caudales diferentes, acaban en el mismo lugar: el mar, que simboliza la muerte.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de alegoría (https://definicion.de/alegoria/)