Definición de alimentación

La alimentación es el proceso y resultado de alimentar (proporcionar comida a un ser vivo o energía a una máquina). Por extensión, se conoce como alimentación al grupo de los elementos que son considerados alimentos.

Alimentación

Para que una persona o un animal subsistan, es indispensable que se alimenten: es decir, que ingieran alimentos. La comida les brinda los recursos necesarios para mantener las funciones vitales y desarrollarse. La alimentación, de todos modos, varía de acuerdo a la especie y a la edad.

En el caso del ser humano, la alimentación no solo depende de cuestiones biológicas, sino también culturales. El canibalismo, por ejemplo, se encuentra prohibido por ley y genera repulsión: sin embargo, a lo largo de la historia hubo diversas tribus que recurrieron a esta forma de alimentación. Las mascotas, como perros y gatos, tampoco forman parte de la alimentación humana en el mundo occidental, pese a que su carne podría llegar a ingerirse.

Esto último genera grandes contradicciones cuando entran en juego las ideas del veganismo, que propone los mismos derechos para todos los animales, sin distinción de especie ni raza, ya que surgen preguntas tales como “¿por qué podemos comer la carne de vaca pero no podemos siquiera pensar en probar la de perro?”. Las personas veganas alcanzan un punto de compasión que les impide apoyar el sistema de tortura y explotación necesario para la alimentación que denominan carnista, la cual incluye todo tipo de productos de origen animal.

La alimentación, por lo tanto, no sólo está relacionada con una serie de procesos biológicos y de cuestiones culturales, sino que dice mucho de los principios de la persona. Son cada vez más los estudios que demuestran que nuestro cuerpo no está preparado para la ingesta de carne, al menos no por naturaleza: no contamos con las garras y los dientes necesarios para cazar y desgarrar a otros animales, y esto debería demostrarnos que somos, en esencia, herbívoros.

Si entendemos la alimentación como una parte esencial de nuestra vida, entonces tenemos que procurar llevarla a cabo con responsabilidad, sabiendo que de sus características depende nuestra salud a nivel físico y mental. Si bien estamos muy acostumbrados a comprar alimentos procesados de forma industrial, no deberíamos olvidar que comer es también relacionarnos con el planeta, con los otros seres vivos, y es importante hacerlo a consciencia.

Cuando la alimentación se basa en la ingesta de carne, es calificada como carnívora. Si la alimentación está centrada en plantas, los seres son herbívoros. Quienes se alimentan de carne y plantas, por otra parte, reciben la denominación de omnívoros.

Una vez que la persona o el animal terminan de ingerir los alimentos, comienza un proceso en el organismo conocido como digestión, que implica la transformación de los mismos en nutrientes. Las sustancias necesarias son absorbidas por el cuerpo, mientras que el resto se desecha a través de la defecación.

Aunque nos propongamos llevar una alimentación sana, no todos los individuos de una misma especie pueden ingerir los mismos productos. Algunos de los problemas más comunes en este contexto son la indigestión, la halitosis (conocida comúnmente como mal aliento), las alergias y la intolerancia. Para cada caso existen diversos remedios caseros, así como recomendaciones para evitar su aparición o minimizar sus efectos; por otro lado, sobra decir que la medicina tiene sus propios recursos para hacerles frente, aunque muchas personas prefieren optar por los métodos naturales.

Es importante distinguir entre la alimentación (los alimentos se ingieren) y la nutrición (el proceso que se desarrolla a nivel celular). Las plantas que toman los rayos solares para obtener energía, por citar un caso, recurren a la nutrición autótrofa.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de alimentación (https://definicion.de/alimentacion/)