Definición de bellota

El origen etimológico de bellota se remontaría al griego balanōtḗ. Dicho vocablo habría llegado al árabe clásico como ballūṭa, que a su vez derivó en el árabe hispánico ballúṭa.

La Real Academia Española (RAE), en su diccionario, reconoce más de una decena de acepciones de bellota. Varias de ellas son regionales, siendo específicas de países en particular.

Fruto seco

La bellota es el fruto de la encina, el roble y otros árboles.

La bellota como fruto

Se denomina bellota al fruto del roble, de la encina y de otras especies que pertenecen al mismo género de árboles (de nombre científico Quercus). Se trata de un aquenio: un fruto seco y no dehiscente, ya que la apertura de su pericarpio no se desarrolla de forma natural para la salida de su semilla.

Como sucede con el resto de los aquenios, cada bellota tiene una única semilla, la cual no está soldada al pericarpio (la capa externa del fruto que protege a las semillas), carece de albumen y dispone de cotiledones carnosos y con un elevado nivel de fécula. Las bellotas tienen una longitud de unos dos centímetros, son puntiagudas y presentan forma ovalada.

La cáscara de la bellota, por otro lado, es de tonalidad marrón y suele ser bastante dura. Cabe destacar que el fruto constituye un alimento ingerido por diferentes animales y, en algunos casos, también es consumido por el ser humano.

Plantas

Muchos animales se alimentan con bellotas.

Su importancia en la alimentación

Distintos animales en estado salvaje se alimentan de bellotas. Es conocida la predilección de las ardillas por este fruto, por ejemplo.

Las cabras y los cerdos también comen bellotas. En lo referente al ganado de cerda (que incluye a los cerdos y a los jabalíes), se le suele suministrar bellotas aprovechando su gran cantidad de nutrientes.

En este marco, es habitual que en el territorio español se lleve a este ganado a pastar en dehesas (terrenos arbolados con pastos), donde caen bellotas. El cerdo ibérico alimentado de esta forma permite obtener el famoso jamón ibérico de bellota.

La crianza de estos cerdos se realiza en las dehesas, donde se alimentan principalmente de leguminosas, hierbas y cereales excepto en el periodo de engorde donde se recurre al pasto y a las bellotas. La calidad del jamón se vincula al proceso de curación, pero también a la pureza de la raza de los cerdos, a su crianza libre en las mencionadas dehesas y a las bellotas que ingieren en el engorde.

En cuanto al consumo de bellotas por parte de las personas, es importante neutralizar o quitar los taninos que resultan tóxicos y le otorgan un sabor amargo. Hecho este proceso, las bellotas suelen consumirse tostadas, convertidas en harina o en licores.

Otros usos de bellota

La RAE indica que bellota también puede ser la denominación que reciben el capullo del clavel antes de su apertura y el glande (la cabeza del pene). En Honduras, se menciona como bellota a la piña, mientras que en Costa Rica se llama bellota al grano de café cuando ya está preparado para su procesamiento.

Al crustáceo conocido como bálano, en tanto, se lo denomina bellota de mar. Al cerdo, por su parte, se lo puede señalar como animal de bellota.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2021.
Definicion.de: Definición de bellota (https://definicion.de/bellota/)

Buscar otra definición