Definición de biomasa

Antes de proceder a determinar el significado del término biomasa, se hace necesario que conozcamos su origen etimológico. En este caso, podemos determinar que se trata de una palabra de procedencia griega ya que es fruto de la suma de dos componentes de dicha lengua:
-El sustantivo “bios”, que puede traducirse como “vida”.
-La palabra “madza”, que es sinónimo de “masa”.

Biomasa

La Real Academia Española (RAE) reconoce dos grandes significados del término biomasa. Por un lado, el concepto alude a la materia orgánica que se genera a través de un proceso biológico (ya sea inducido o espontáneo) y que puede emplearse para producir energía. Por otra parte, biomasa es la totalidad de la materia de los organismos que habitan en un cierto lugar, que se expresa en peso por unidad de volumen o de área.

La primera acepción mencionada es la más popular, ya que se utiliza en el ámbito de la producción energética. En este caso, la idea está centrada en la biomasa que puede aprovecharse para la generación de energía.

La energía radiante de los rayos solares, al llegar a nuestro planeta, es absorbida por las plantas. Estos seres vivos, mediante el proceso conocido como fotosíntesis, convierten dicha energía radiante en energía química. Una porción de esta energía se almacena como materia orgánica: esa biomasa puede procesarse para aprovechar la energía y transformarla en combustible.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto la existencia de dos tipos de biomasa fundamentalmente:
-La biomasa natural.
-La biomasa residual. Dentro de esta categoría se encuentran los residuos forestales, los de clase agrícola, los ganaderos, los urbanos…

No menos relevante es conocer que, en los últimos años, se ha apostado por impulsar de manera contundente la biomasa. Eso es debido a una serie de factores que lo han propiciado, entre los que sobresalen los siguientes:
-Se está produciendo un notable cambio climático.
-El precio del petróleo se encarece.
-Se ha producido un aumento de lo que es la producción agrícola y se requiere buscar usos alternativos a la misma.
-Desde las distintas esferas gubernamentales se está apostando por dar ayudas y subvenciones a quienes se animen a producir biomasa.

Entre las principales ventajas de la biomasa podemos subrayar las siguientes:
-Es una tipo de energía de origen renovable, es decir, que procede de lo que son fuentes que no solo son naturales sino también inagotables.
-Se convierte en una herramienta estupenda para favorecer lo que es la limpieza forestal.
-No contamina y, además, es absolutamente respetuosa con el medio ambiente.

Hay que tener en cuenta que la biomasa no es solo la parte de la materia orgánica que puede emplearse para producir energía: también hay biomasa que sirve como abono o que puede usarse como alimento. Además es importante considerar que el vínculo entre la biomasa y la energía útil varía de acuerdo a diferentes factores.

El método más simple para obtener energía a partir de la biomasa es la combustión directa: por ejemplo, quemando madera. Los biocombustibles también se elaboran aprovechando la energía presente en la biomasa, aunque el proceso resulta más complejo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de biomasa (https://definicion.de/biomasa/)

Buscar otra definición