Definición de blasones

El término blasón, que deriva del francés blason, hace referencia a un escudo de armas. Otro aspecto interesante del origen etimológico de ese término es que esa palabra francesa, a su vez, deriva de una latina. Nos estamos refiriendo a “Blesum”, que era el nombre que poseía una antigua ciudad romana, la que hoy es Blois y que se sitúa en el país galo.

Blasones

Los blasones, por lo tanto, son los escudos en sí mismos o los símbolos que aparecen en ellos. Incluso se llama blasón a la disciplina que se dedica a analizar y detallar las características de los diversos escudos de armas.

Las divisiones, las formas, las figuras y diversos accesorios definen a los blasones. Es posible diferenciar entre los blasones simples (que representan a un único individuo o entidad) y los blasones compuestos (encargados de representar a diferentes sujetos u organizaciones, que pueden estar unidos o combinarse).

Una persona puede recibir un blasón por sucesión (herencia), por recargo y conmemoración (añadiendo elementos al blasón heredado), por sustitución (un contrato hace que un blasón se cambie por otro) o por alianza (mediante un acuerdo).

En cuanto a las categorías de los blasones, se puede distinguir entre los blasones nacionales, los blasones de provincia, los blasones de ciudad, los blasones de comunidad, los blasones de dignidad, los blasones de patronato y los blasones de soberanía, entre otros.

Es importante tener en cuenta que cada detalle del blasón tiene algún significado. Entre ellos los colores, los cuales en este contexto se conocen como esmaltes. También las figuras, que pueden ser naturales (como la rosa, la flor de lis y la estrella), simples (la cruz, el sol), de armas (flechas, espadas), de construcciones (torres, castillos) o de animales (águilas, leones), entre otras.

Para poder entender más los blasones, hay que conocer algunos aspectos de los elementos que aparecen en ellos. Así, por ejemplo, cada color va asociado a unos valores:
-El amarillo viene a significar la caballerosidad, la generosidad, la nobleza e incluso lo que es la riqueza.
-El rojo, al que en heráldica se le conoce como gules, es uno de los más habituales en los blasones. Hay que establecer que se emplea como sinónimo de valor, fortaleza y atrevimiento. Se considera que quienes lo tienen en su blasón deben hacer lo que está en sus manos para evitar las injusticias.
-El verde que se encuentra en los blasones, por su parte, viene a representar el respeto, la honra o el servicio así como con la cortesía.
-El color blanco, por otro lado, se utiliza en los blasones para dejar patente valores tales como la belleza, la integridad o la franqueza, por ejemplo.
-El negro también es habitual en los elementos que nos ocupan. En concreto se asocia a la sabiduría, el secreto o la simplicidad.
-El azul, que se da en llamar azur en la heráldica, se utiliza para ejercer como sinónimo de dulzura, perseverancia o incluso la alabanza.

La noción de blasón, por último, puede aludir a un honor, un logro o una presea. Por ejemplo: “El club sacó a relucir sus blasones en el final del torneo”, “El boxeador pondrá en juego sus blasones esta noche”, “Creo que tengo los blasones suficientes para aspirar al galardón”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de blasones (https://definicion.de/blasones/)

Buscar otra definición