Definición de botar

Las palabras homónimas se escriben de manera diferente y tienen distintos significados, pero su pronunciación resulta idéntica o similar. Eso muchas veces genera confusiones, sobre todo a la hora de la escritura.

Botar

En este marco, es importante conocer la definición del verbo botar (con B inicial) para evitar equivocaciones con votar (que comienza con V). Botar es la acción de arrojar, tirar o lanzar algo; también alude a echar una embarcación al agua y a hacer que una pelota rebote contra una superficie. Votar, en cambio, refiere a emitir un sufragio u otorgar un voto.

Supongamos que una persona le pide a otra que no arroje basura al suelo. Para escribir al respecto hay que indicar que el sujeto dijo “no debes botar basura”, y no “no debes votar basura”.

En cambio, si un hombre quiere manifestar en las redes sociales que elegirá al candidato del Partido Democrático Popular en las elecciones presidenciales, deberá escribir “Voy a votar al candidato del Partido Democrático Popular”, y no escribir “Voy a botar al candidato del Partido Democrático Popular”.

“No hay que botar la comida que está en buen estado”, “El jugador colombiano es el responsable de botar los penales de su equipo”, “La policía me obligó a botar la cerveza antes de ingresar al estadio” y “La Armada planea botar el nuevo portaviones en los próximos meses” son otras oraciones que llevan el verbo botar.

La expresión “botar el balón”, por otra parte, hace referencia a la acción que, en otras regiones geográficas, se conoce como “picar”: arrojar una pelota contra el suelo u otra superficie para que rebote y sea impulsada en dirección contraria.

Esta acción la llevamos a cabo de forma casi instintiva cuando nos dan un balón por primera vez, y los expertos en baloncesto recomiendan aprovechar este acto casi instintivo para comenzar a entrenar a los niños. Uno de los consejos es darles un cierto grado de libertad para que exploren el manejo del balón, mientras poco a poco les dan indicaciones para encaminarlos en los diferentes objetivos del deporte.

El baloncesto tiene la particularidad de impedir a los jugadores avanzar sin botar el balón, y por eso deben convertirse en auténticos reyes del bote. Además, así como en otros deportes, se espera que puedan moverse por la pista con la vista en alto, mirando a sus adversarios y buscando oportunidades para acercarse al aro contrario, algo que exige un gran dominio del balón, como si se tratara de una extensión del cuerpo que puede desprenderse momentáneamente.

A lo largo de un partido de baloncesto, los jugadores tienen la posibilidad de botar el balón de diferentes formas, haciendo cambios por delante, por la espalda, en reverso y entre sus piernas. Del mismo modo, pueden cambiar la dirección y el ritmo, decisiones que muchas veces marcan la diferencia entre una jugada exitosa y una oportunidad desperdiciada.

Por más que los niños aprendan a botar el balón de forma casi espontánea, es importante resaltar que entre esa primera acción y lo que hacen los jugadores profesionales de baloncesto existe una distancia abismal; uno de los detalles fundamentales que los separa es el modo en el que tocan el balón, ya que los últimos usan las yemas de sus dedos, y no las palmas de las manos, gracias a lo cual pueden imprimir la dirección con gran precisión.

Una vez que el jugador ha aprendido las bases del bote y se dispone a ponerlos en práctica durante un enfrentamiento, es primordial entender que no debe botar el balón a menos que lo haga con un objetivo bien definido, especialmente si se queda en un mismo punto, ya que esto puede significar una ventaja para los contrincantes.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de botar (https://definicion.de/botar/)