Definición de colorímetro

Colorímetro es un término que se forma con el sustantivo color (la sensación que producen los rayos de luz al impresionar los órganos de la visión) y el sufijo ‒́metro (que refiere a una medida o a un dispositivo utilizado para medir).

Se llama colorímetro a un instrumento de medición que se emplea en el terreno de la colorimetría. La noción de colorimetría, en tanto, alude al análisis químico basado en la medida de la intensidad de un color.

Medición del color

El colorímetro es un dispositivo que permite la medición del color.

Qué es un colorímetro

Los colorímetros son herramientas que posibilitan la identificación de un color y de un matiz. Lo que hacen es desarrollar una medición precisa y objetiva.

Para cumplir con su función, los colorímetros suelen analizar tres variables, conocidas como valores o coordenadas triestímulo. Cuentan con filtros (azul, verde y rojo) que se encargan de simular la sensibilidad que tienen los ojos de las personas ante los rayos lumínicos.

La importancia de la absorbancia

El funcionamiento del colorímetro se basa en la absorbancia. Este concepto refiere a cómo se atenúa la radiación al atravesar una sustancia.

La absorbancia se expresa como un logaritmo que refleja el vínculo entre la intensidad saliente y la intensidad entrante. Es importante mencionar que la absorbancia resulta proporcional a la concentración de una sustancia.

El colorímetro, en este marco, se encarga de medir la absorbancia de una solución en una frecuencia lumínica específica. Para esto dispone de sensores que registran cuánta luz atravesó la solución y compara la cantidad entrante con la cantidad absorbida.

Las mediciones del colorímetro ofrecen valores numéricos. Así se dejan de lado los errores que pueden producirse si se trabaja con la percepción del ojo humano.

Tonalidades

Los colorímetros se basan en la absorbancia.

Usos del colorímetro

La utilización más habitual del colorímetro consiste en realizar mediciones de un determinado color y establecer comparaciones con otras muestras. A partir de esta labor se abren múltiples posibilidades.

Cuando se necesitan generar productos que resulten idénticos, los colorímetros son vitales para que no haya diferencias cromáticas. Estos equipos también permiten la producción de piezas que reemplazan o se combinan con otras que son iguales.

La estandarización de las fórmulas de tinturas y el control cromático de plásticos, materiales impresos, cerámicos, azulejos y otros productos también son funciones que cumplen los colorímetros.

Otro uso del colorímetro está asociado a la evaluación de los tratamientos del agua. Muchas veces estos dispositivos hacen que sea posible saber si el agua tratada cumple con las normas vigentes.

Diferencias con el espectrofotómetro

Como expresamos más arriba, los colorímetros analizan coordenadas triestímulo. En este punto es interesante señalar la existencia de aparatos de medición más exactos, llamados espectrofotómetros.

El espectrofotómetro se emplea en la espectrofotometría, que es el procedimiento llevado a cabo para la medición del nivel de luz que absorbe una sustancia respecto a una cierta longitud de onda. Dicho de otro modo, el espectrofotómetro mide el color en todo el espectro, calculando la reflectancia total de cada longitud de onda visible.

Puede decirse que el espectrofotómetro es más versátil y preciso que el colorímetro. Por lo tanto, si se requiere un análisis complejo o profundo del color, se suele privilegiar al espectrofotómetro sobre el colorímetro.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2021.
Definicion.de: Definición de colorímetro (https://definicion.de/colorimetro/)

Buscar otra definición