Definición de

Comunicación interpersonal

La comunicación interpersonal es un acto informativo o proceso de expresión que, en múltiples circunstancias y etapas de la vida, surge entre dos individuos o más a fin de intercambiar mensajes entre sí.

En este contexto no solamente adquiere relevancia el lenguaje verbal sino también el espacio personal, la postura corporal y los gestos. Incluso las habilidades sociales resultan clave al momento de la interacción social.

Los entornos académicos, el ámbito laboral y las reuniones familiares o sociales son algunos de los escenarios de comunicación interpersonal más habituales. La capacidad y la predisposición al diálogo, a la escucha activa y a la empatía, independientemente de dónde y cuándo se apliquen, enriquecen los vínculos, facilitan la transmisión clara de un mensaje y contribuyen a una adecuada codificación de la información.

Diálogos en sociedad

Al desarrollar una buena comunicación interpersonal, además de ganar confianza en uno mismo y fortalecer la autoestima, se obtienen excelentes resultados en el ámbito laboral gracias al incremento de la productividad, la capacidad de diálogo y la habilidad para saber escuchar.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • Existen diferentes tipos de comunicación interpersonal, incluyendo la comunicación verbal, no verbal, paraverbal, escrita y digital. Cada una tiene sus propias características y usos dependiendo del contexto.
  • En cualquier proceso comunicativo es vital tener un emisor, un código compartido, un canal, un mensaje y un receptor. Asimismo, es importante minimizar cualquier interferencia o "ruido" en la comunicación, y tener en cuenta los posibles obstáculos y barreras.
  • Es valioso que exista una retroalimentación tras la comunicación. Este feedback puede ser positivo (enfocado en logros y fortalezas) o negativo (basado en críticas y desaprobación).
  • Dominar habilidades como la inteligencia emocional, la asertividad y la escucha empática es importante para la comunicación interpersonal. También existen diferentes estilos de comunicación, como la pasiva, asertiva y agresiva, que pueden ser apropiados en distintos contextos.

Tipos de comunicación interpersonal

Tipos de comunicación interpersonal hay varios, por eso es importante informarse al respecto, conocer cada modalidad con sus rasgos distintivos y aprender a distinguirlas entre sí.

La más empleada en la vida cotidiana por ser ágil y permitir una interacción inmediata se asienta en la comunicación verbal. En este marco es vital prestar atención tanto a los silencios como al tono de voz cuando se trata de una comunicación oral, ya que a través de las pausas, los sonidos y la manera de pronunciar las palabras se reflejan el estado de ánimo y la situación emocional de cada uno. Esta variedad se enlaza con la comunicación paraverbal, donde la entonación, la velocidad al hablar y otros aspectos completan un panorama que al receptor le suma datos al momento de recibir y procesar el mensaje. Existe en esta categoría, además, la comunicación escrita, un recurso que posibilita manifestar ideas, sensaciones, elecciones, etc mediante la escritura.

La comunicación no verbal, en tanto, apunta más a una cuestión visual dado que se nutre de gestos, movimientos de expresión facial y lenguaje corporal.

Gracias a los avances de la tecnología y al uso masivo de plataformas o medios de mensajería virtual, por otra parte, ha ganado notoriedad la comunicación digital.

Distanciamiento entre personas

La distancia social que, por lo general, separa a individuos en ámbitos formales al aplicar gestos de cortesía, se tornó obligatoria y necesaria en tiempos de pandemia a fin de minimizar el riesgo de contagio de COVID-19.

Elementos del proceso comunicativo

En todo proceso comunicativo existen elementos que no pueden faltar para poder concretar la transmisión de un contenido.

En primer término debe haber tanto una fuente de información como un emisor que se encargue de emitir aquello que se desea hacer llegar a alguien.

La estructura incluye, asimismo, un código compartido, un canal (soporte utilizado para divulgar el contenido), un mensaje y, fundamentalmente, un receptor al cual le llegue aquello que se busca comunicar. Debe minimizarse, dentro de lo posible, la existencia de ruido en la comunicación, es decir, de toda perturbación o interrupción que impida o dificulte el acto comunicativo. Al respecto es esencial aprender y recordar que hay que intentar evitar barreras de la comunicación como lo son las trabas físicas, los obstáculos semánticos, cuestiones fisiológicas que entorpezcan el proceso y condiciones psicológicas de emisor o receptor que no sean óptimas para entablar y entender una comunicación.

Es necesario y valioso, de igual modo, que exista una retroalimentación, una reacción del destinatario tras haber recibido, procesado y comprendido el mensaje. Cuando la respuesta es favorable y hace hincapié en logros, dones, talentos o fortalezas entra en juego la noción de feedback positivo, mientras que el feedback negativo consiste en una devolución a base de críticas y desaprobaciones por parte del interlocutor.

Comunicación virtual

El empleo remoto requiere la aplicación de herramientas comunicación virtual para poder trabajar en equipo y mantenerse en contacto permanente pese a la distancia física.

Ver también: Código fuente

Habilidades y contextos para el desarrollo de una comunicación interpersonal

La inteligencia emocional, la asertividad y la escucha empática son habilidades muy valoradas en la comunicación interpersonal, un fenómeno que ocurre en una gran cantidad de contextos. En todos los casos se prefiere dominar el arte de la comunicación y tener herramientas de templanza, autocuidado, gestión de emociones, decoro y respeto para resolver eventuales inconvenientes, conflictos y malos entendidos a través del diálogo y de aclaraciones oportunas.

Según quiénes y en qué situación estén involucrados en un intercambio comunicativo se procederá a un registro y a un modo de expresión puntual. Dentro de los estilos de comunicación interpersonal aparecen la comunicación pasiva (caracterizada por una imposibilidad de manifestar saberes, opiniones, sentimientos o sensaciones), la comunicación asertiva (la más adecuada para vincularse socialmente desde una perspectiva constructiva y con nobles y buenas intenciones al relacionarse con los demás) y la comunicación agresiva (aquella que implica una gestualidad exacerbada y un lenguaje no verbal y verbal poco cordial), por detallar variedades concretas.

En una comunicación familiar, marco donde hay afecto, cercanía y confianza, uno no se expresa de igual modo que lo hace en una reunión laboral o al concretar una operación comercial, entornos marcados por la formalidad, la distancia y los compromisos. También es sencillo imaginar (y comprobar) que la comunicación en la atención al cliente presenta diferencias significativas en comparación a cómo se lleva a cabo la comunicación en la educación o en el rubro de la medicina.

Como resulta evidente, para una convivencia armoniosa y agradable en sociedad es imprescindible que cada persona consiga tener una buena comunicación interpersonal, sepa aprovechar el lenguaje tanto para expresarse como para defenderse y apele a la palabra y a la comunicación no violenta como herramientas efectivas para la resolución de conflictos.

Sigue en: Habilidades sociales

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Verónica Gudiña, el 28 de noviembre de 2023. Comunicación interpersonal - Qué es, definición, tipos y elementos. Disponible en https://definicion.de/comunicacion-interpersonal/
Buscar otra definición
x