Definición de

Derecho a la salud

El derecho a la salud es, desde la interpretación de quienes integran la Organización Mundial de la Salud (OMS), un estado que trasciende la simple ausencia de una patología, dolencia o enfermedad y abarca un bienestar tanto interno como externo. En la práctica, este derecho se traduce en una plenitud social, mental y física esencial para gozar de la mejor calidad de vida posible.

Todo Estado, en este marco, debe ofrecer las condiciones necesarias para que la totalidad de los ciudadanos, sin excepción, tengan la oportunidad de acceder a los servicios, los recursos y las prestaciones que requiere para una existencia óptima.

En este contexto, es vital garantizar un sistema de asistencia sanitaria gratuita para que nadie se prive del acceso a la atención médica cuando lo considere necesario, sea o no una situación de emergencia. En cada país debería haber, asimismo, buenas decisiones y políticas sólidas en materia de salud pública, campañas gratuitas de vacunación a fin de lograr que toda la población complete el esquema del calendario obligatorio y apoyo para la investigación científica y la innovación al servicio de la salud.

Medicina

El derecho a la salud posee esencia inclusiva, universal y trasciende la cuestión vinculada a mantener a alguien libre de enfermedades: es contemplar también las condiciones para una vida digna, un desempeño laboral cuidado y un bienestar integral.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • El derecho a la salud incluye disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad de la atención médica. Es importante señalar que este derecho debería ser equitativo y justo, sin discriminación alguna.
  • Todo paciente tiene el derecho a estar informado sobre su estado de salud y tomar decisiones respecto a su tratamiento. Este derecho está protegido por el consentimiento informado, el cual favorece la autonomía del paciente después de haber sido debidamente informado sobre su diagnóstico y los posibles tratamientos.
  • Es necesario dar atención a la salud mental y garantizar derechos a la salud reproductiva y sexual. Cada individuo, independientemente de su edad, género, identidad cultural, u orientación sexual, tiene derecho a la salud y es importante conocer cómo proteger, aprovechar y hacer cumplir este derecho.

Qué engloba el derecho a la salud

El derecho a la salud engloba cuatro cuestiones básicas.

En primer lugar, debe haber disponibilidad. Profesionales de diversas especialidades médicas, infraestructuras en buen estado, herramientas y equipamientos adecuados para detección temprana de enfermedades y diagnósticos certeros y recursos para un rápido traslado de pacientes deberían distribuirse de forma tal de asegurarle a todo sujeto parte del contenido presente en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Lamentablemente, las inequidades en el acceso a la atención de salud y las desigualdades sociales están a la orden del día: todavía hay niños, jóvenes, adultos y ancianos que mueren por causas que se pueden prevenir y/o tratar, gente que sobrevive sin poder cubrir sus necesidades básicas a fin de lograr una vida digna, individuos sin acceso a medicamentos imprescindibles para hacerle frente a enfermedades crónicas y personas que, por distintas circunstancias, no desarrollan hábitos positivos como el de realizar periódicamente ejercicio físico, descansar bien y adoptar un plan de alimentación saludable.

En conexión con el punto anterior aparece la accesibilidad, importante tanto para que la comunidad en su conjunto posea chances económicas y físicas de hacer uso de un servicio de salud y, al mismo tiempo, disponga de fuentes de información para asesorarse y de educación para la salud desde edad temprana.

La aceptabilidad, entendida desde la sensibilidad, el respeto y la empatía, es otro aspecto clave. Debe existir siempre una ética médica que conduzca a los profesionales del área de salud a prestar servicio de modo equitativo y justo sin condicionamientos ni discriminación por la cultura, las creencias, el género, la nacionalidad, la edad, la clase social o la orientación sexual de alguien.

La calidad de la atención médica es otro principio relevante para respaldar al derecho a la salud.

Ejercicio físico

Realizar ejercicio físico y adoptar hábitos saludables en materia de alimentación favorece al cuerpo, a la mente y al espíritu porque proporciona bienestar general.

Puede servirte: Equitativo

Derechos del paciente

En el rol de paciente, todo ser humano cuenta con varios derechos vinculados a su persona. Además de estar avalado legalmente para estar siempre al tanto de su estado de salud y poder tomar decisiones respecto a someterse, o no, a eventuales tratamientos, tiene derecho a ser tratado con respeto y de manera digna.

Existe asimismo para la protección del paciente un instrumento enmarcado en las reglas de bioética que se conoce bajo la denominación de derecho al consentimiento informado. Este recurso apunta a hacer valer la voluntad y la autonomía del paciente después de haber sido debidamente notificado de un diagnóstico y de los posibles tratamientos o procedimientos sugeridos por los responsables de evaluar su caso. Una vez recibida y comprendida la opinión médica, el paciente dispone de derechos pero también debe ajustarse a ciertas pautas, limitaciones o protocolos al resolver cómo desea afrontar la situación que le ha sido comunicada.

Por otra parte, el sistema de salud y toda la estructura o áreas intervinientes en la atención deben orientarse a la seguridad del paciente. Es fundamental prevenir daños o efectos indeseados en el proceso o la metodología que se relacione a la asistencia de carácter sanitario. Cabe resaltar que pueden ir apareciendo dificultades o problemas derivados de una condición previa de la persona, de la práctica clínica, a raíz de un cierto procedimiento, de una intolerancia a determinada medicación, errores médicos ocurridos en una intervención quirúrgica o al prescribir un medicamento, etc.

Nutrición

Para mantener fortalecido el sistema inmune, propiciar el bienestar y minimizar el riesgo de padecer ciertos problemas de salud es esencial tener una dieta equilibrada y saludable.

Esferas del derecho a la salud

El derecho a la salud se aborda desde distintas esferas, ya que cada necesidad, situación y realidad es única.

Es preciso dirigir los esfuerzos hacia la salud integral de cada individuo, pero en ese marco hay que prestar especial atención a los servicios de salud mental, ofreciendo una prestación humanizada, digna y respetuosa hacia aquellos que requieren evaluación, contención, tratamiento y seguimiento.

También se debe trabajar en pos de garantizar tanto el derecho a la salud reproductiva como el derecho a la salud sexual. En algunas naciones, por detallar un respaldo actual que desde la visión de mucha gente es un logro, la ley ampara a mujeres que quieren tener a disposición la opción de efectuarse un aborto seguro y legal en caso de, voluntariamente, elegir interrumpir su embarazo.

En definitiva, se trata de considerar y valorar a cada grupo poblacional, a las minorías, a las víctimas de un hecho que pone en riesgo su vida, a los bebés, a los niños, a los adolescentes, a los adultos, a aquellos que transitan la vejez… Cada ser humano tiene derecho a la salud, por eso hay que instruirse sobre él para defenderlo, aprovecharlo y hacerlo cumplir.

Sigue en: Estereotipo

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Verónica Gudiña, el 28 de diciembre de 2023. Derecho a la salud - Qué es, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/derecho-a-la-salud/
Buscar otra definición
x