Definición de dermis

Antes de entrar de lleno en la definición del término dermis, vamos a conocer su origen etimológico. En este caso, podemos exponer que se trata de una palabra que deriva del griego, en concreto, procede de “derma, dérmatos”, que puede traducirse como “piel”.

Dermis

La noción de dermis se utiliza para aludir a la capa de la piel que se encuentra debajo de la epidermis. La dermis tiene mayor grosor que la epidermis y está conectada a ella.

La piel es el órgano más extenso del ser humano y de los animales. Cuenta con tres capas principales: la dermis es la intermedia, situada entre la epidermis (la capa superficial) y la hipodermis (la capa más baja).

Compuesta por fibras elásticas del tejido conectivo y por fibras musculares lisas, en la propia dermis se distinguen otras dos capas. La dermis superior, también conocida como capa papilar, es la región superficial que está vinculada a la membrana basal y que dispone de receptores de tacto o presión. En concreto, en esa capa hay que subrayar que existen tanto colágeno como fibras elásticas, capilares y fibras reticulares.

La dermis profunda o capa reticular, por su parte, alberga diversos anexos de la piel. En la dermis también hay nervios, glándulas, folículos pilosos, vasos linfáticos, vasos sanguíneos y corpúsculos de Meissner.

La principal función de la dermis es defensiva, ofreciendo protección contra traumatismos y lesiones. Además se encarga de brindar nutrición a la epidermis a través de sus capilares sanguíneos, confiere elasticidad a la piel y ejerce una función sensitiva (detecta el frío, el calor, etc.).

Cuando está expuesta al calor, la irrigación de la dermis se expande mediante la vasodilatación. En cambio, ante el frío, dicha irrigación se contrae debido a la vasoconstricción.

Otros datos de interés sobre la dermis son los siguientes:
-Además de las citadas, realiza funciones tan importantes como son ejercer como reserva de líquidos, desarrollar una labor de barrera ante lo que son procesos infecciones que afectan a la piel, estimular la producción de fibras colágenas e incluso ejercer un peso relevante y esencial en lo que es la cicatrización de las heridas.
-Se relaciona con distintos elementos del cuerpo como el vello, las glándulas sebáceas, las glándulas sudoríparas y los vasos sanguíneos.
-Hay que establecer que cuando tiene lugar la fase del envejecimiento de la piel, la dermis, como no podía ser de otra manera, también se ve perjudicada. En concreto, son sus células las que se ven afectadas por ese proceso en el que el colágeno, por ejemplo, se ve reducido de manera contundente.
-Diversas son las enfermedades que existen y que afectan a las distintas capas de la piel, como es la dermis. No obstante, entre las más habituales podemos subrayar el acné, la dermatitis, la psoriasis, el melanoma, el eccema, la urticaria, las verrugas, las quemaduras solares…

Cabe destacar, por otra parte, que el cuero que se obtiene de los animales se produce curtiendo la dermis y sometiéndola a distintos procesos hasta lograr el acabado deseado.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de dermis (https://definicion.de/dermis/)

Buscar otra definición