Definición de esporas

El vocablo griego sporá, que puede traducirse como “semilla”, llegó al latín científico como spora. De ese término procede la noción de espora, que tiene varios usos en el terreno de la biología.

Espora

Una espora puede ser una célula vegetal que se escinde de una planta para dividirse de manera reiterada y así formar un nuevo ejemplar. Estas células no cuentan con la estructura de un gameto ni necesitan vincularse a otra para la formación de un cigoto.

En el caso de ciertos protozoos (seres con única clase de células), las esporas son células formadas por división que generan una membrana resistente a modo de quiste, dividiéndose luego en su interior para producir los gérmenes que se convierten en individuos adultos. Los organismos que se reproducen de este modo se denominan protozoos esporozoos.

Una espora, en definitiva, es un elemento microscópico creado para lograr la dispersión y la supervivencia. En las plantas, la reproducción se logra por meiosis, mientras que en los hongos la generación del nuevo individuo se da a través de la mitosis. En ambos casos, la reproducción es por división de la célula, sin que haya una fusión con otra.

En las bacterias, en cambio, la espora es una etapa que favorece la resistencia del organismo en un entorno desfavorable. Por lo tanto no implica un fin reproductivo.

Hay, en definitiva, esporas de plantas, esporas de bacterias, esporas de hongos e incluso esporas de algas. Es posible hablar de endosporas, ascosporas, zoosporas, macrosporas, microsporas, mitosporas, meiosporas y clamidosporas, entre muchas otras.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de esporas (https://definicion.de/esporas/)