Definición de estaño

La etimología de estaño remite al vocablo irlandés stán y al latín stagnum. El estaño es el elemento químico cuyo número atómico es 50 y su símbolo, Sn. Se trata de un metal plateado cuya oxidación se produce con facilidad.

Estaño

El estaño tiene una buena capacidad para resistir la corrosión: por eso suele emplearse para envolver otros elementos y así brindarles protección. Por su resistencia, también se utiliza en soldaduras y en la fabricación de envases.

El hombre comenzó a utilizar el estaño unos tres mil años antes de Cristo. El material pronto demostró ser útil para fabricar herramientas y armas con mayores prestaciones y mejor rendimiento que aquellas producidas con huesos o piedras. Además, la aleación de estaño y cobre permitió dar con un elemento que cambió la historia: el bronce.

De hecho, se conoce como Edad del Bronce al periodo prehistórico en el cual se forjó la metalurgia basada en esta aleación de estaño con cobre. El comercio de estaño, en este marco, fue una actividad muy importante que favoreció los viajes y le dio gran importancia a los yacimientos del metal.

El bronce no es la única aleación que puede lograrse combinando estaño con otros metales. El peltre, por ejemplo, se compone de plomo, antimonio, cobre y estaño. Por lo general el peltre se emplea para producir piezas de vajilla y adornos.

Cabe destacar que, cuando es sometido a una temperatura baja, el estaño experimenta un fenómeno conocido como peste del estaño: registra un aumento del volumen, se vuelve grisáceo y se va desmenuzando hasta transformarse en polvo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de estaño (https://definicion.de/estano/)