Definición de aleación

Para poder conocer el significado del término aleación, lo primero que tenemos que hacer es descubrir su origen etimológico. En este caso, tenemos que subrayar que se trata de una palabra que procede del latín. Más exactamente hay que indicar que viene a ser un término que se compone de tres partes muy bien diferenciadas:
-El prefijo “ad-”, que puede traducirse como “hacia”.
-El verbo “ligare”, que es sinónimo de “atar”.
-El sufijo “-cion”, que es equivalente a “acción y efecto”.

Aleación

Aleación es el proceso y la consecuencia de alear. Esta acción, por su parte, alude a fundir ciertos elementos para lograr el producto conocido justamente como aleación, que está formado por dos o más componentes de los cuales, como mínimo, uno es un metal.

Una aleación, por lo tanto, es un elemento de propiedades metálicas. Se pueden realizar aleaciones con plomo, hierro, cobre y aluminio, entre otros metales. En cuanto a los componentes no metálicos, suelen emplearse azufre, carbono, fósforo y silicio.

De acuerdo al componente predominante, las aleaciones son clasificadas de distinto modo. Una aleación férrica, por ejemplo, tendrá una elevada cantidad de hierro. Lo habitual es que las aleaciones cuenten con propiedades químicas y físicas semejantes a las que presentan los metales.

Conductoras térmicas y de electricidad, las aleaciones se destacan por sus propiedades mecánicas excepcionales. Pueden tener una gran dureza o ser muy dúctiles, de acuerdo a sus características. Esto les confirme utilidad en diferentes contextos.

Ciertas aleaciones son muy populares y se utilizan en múltiples ámbitos. Es importante subrayar en este caso el bronce, que ya era conocido 3.000 antes de Cristo y que es el resultado de una aleación entre estaño y cobre. El descubrirlo fue realmente importante ya que, entre cosas, permitió la creación y construcción de un sinfín de objetos con el mismo. Tal envergadura consiguió ese material que incluso, a nivel histórico, se conoce su etapa como la Edad del Bronce. Sirve para fabricar adornos, utensilios, armas, joyas, monedas e instrumentos musicales, entre otros productos.

El acero también es una aleación muy extendida en todo el mundo. Se compone de hierro y carbono y puede utilizarse para construir puentes, tanques, hornos, herramientas de distinto tipo, monumentos, partes de automóviles y muchos otros objetos. Del acero podemos decir también que forma parte de nuestra vida desde hace siglos. En concreto, se considera que se le dio forma desde la Antigüedad.

Otras aleaciones que podemos resaltar y que en la actualidad son significativas son las siguientes:
-El acero inoxidable, que se obtiene a partir de cromo, níquel y también de hierro.
-El oro blanco, que se utiliza fundamentalmente en el ámbito de la joyería. Está compuesto por oro, níquel, cobre y cinc.
-El duraluminio, que es una aleación de aluminio, cobre, manganeso y magnesio.

La alpaca, el latón y el peltre son otras de las aleaciones más usuales producidas por las empresas metalúrgicas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de aleación (https://definicion.de/aleacion/)
Top