Definición de fenogreco

Escuchar el artículo

La etimología de fenogreco nos lleva al latín tardío fenugraecum o fenograecum, que puede traducirse como “heno griego”. El término hace referencia a una planta también conocida como alholva, cuyo nombre científico es Trigonella foenum-graecum.

El fenogreco o alholva forma parte del grupo familiar de las papilionáceas. Consecuentemente, se trata de una especie angiosperma: es una fanerógama (sus órganos reproductivos pueden verse a la manera de flor, donde se desarrolla la fecundación) con carpelos que componen una cavidad cerrada. Por otro lado, el fenogreco es una planta dicotiledónea ya que sus embriones tienen un par de cotiledones.

Trigonella foenum-graecum

Fenogreco es uno de los nombres comunes de la especie Trigonella foenum-graecum.

Características del fenogreco

El fenogreco puede alcanzar una altura de unos cincuenta centímetros. Sus hojas, que tienen vellos y forma de corazón, se agrupan de tres en tres.

Las flores, en tanto, son blanquecinas y se caracterizan por su tamaño pequeño. En cuanto a su fruto, es una vaina plana y alargada que alberga semillas de aroma penetrante. Entre sus componentes químicos, aparecen taninos, flavonas, fenoles, alcaloides y glucósidos.

Planta

El fenogreco se utiliza como planta medicinal y en la gastronomía.

Usos más frecuentes

El fenogreco se emplea con fines medicinales desde la antigüedad. De hecho, la planta fue incluida por Carlomagno en el acta legislativa conocida como “Capitulare de villis vel curtis imperio”. En dicha orden de fines del siglo VIII, el emperador exigió que ciertos vegetales sean cultivados en los campos, entre ellos el fenogreco.

Suele destacarse que el fenogreco dispone de propiedades digestivas. Además, se sostiene que ayuda en el tratamiento de infecciones y de afecciones de las vías respiratorias.

Otros beneficios que se le atribuyen son su incidencia en la producción de leche y su capacidad de minimizar los niveles de colesterol.

Los egipcios, por su parte, recurrían al fenogreco en su técnica de embalsamamiento. Se cree que dicha elección estaba vinculada a su singular olor.

El fenogreco en la cocina

Justamente, el aroma del fenogreco es valorado a nivel culinario. En muchas regiones, se aprovechan sus hojas y sus semillas a modo de especias.

Los indios, por ejemplo, suelen desecar y tostar estas semillas enteras. Otra posibilidad es remojarlas y molerlas. El pan plano conocido como khakhra, por mencionar un caso, se prepara con aceite, harina de trigo, fenogreco y otros ingredientes.

La cocina persa tiene al khoresht sabzi como uno de sus emblemas. Este estofado lleva carne picada y múltiples especias y se sirve generalmente con arroz como guarnición. Si nos centramos en la gastronomía yemení, encontramos al saltah, otro estofado que se acompaña con una salsa a base de fenogreco.

Sus brotes germinados y sus hojas crudas en ensaladas son populares en algunos países. Es importante mencionar, en lo referente a las semillas, que su sabor es algo amargo, con lo cual se recomienda no emplearlas con exceso.

Contraindicaciones y efectos adversos

Hay quienes reportan potenciales efectos negativos al consumir fenogreco. Puede producir malestar gastrointestinal o desencadenar una reacción alérgica, de acuerdo a diversas fuentes.

No se recomienda el fenogreco, asimismo, a niños de menos de 2 años de edad ni a embarazadas. Otro aspecto a considerar son sus interacciones con determinados fármacos.

En cualquier caso, resulta imprescindible consultar a un nutricionista a la hora de determinar su inclusión en la dieta. Un médico, finalmente, es el profesional que debe indicar qué sustancias o productos deben consumirse para incidir sobre la salud.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2022.
Definicion.de: Definición de fenogreco (https://definicion.de/fenogreco/)

Buscar otra definición